Extorsionan a pescadores y comerciantes de Playitas

Un restaurante cerró en 2014 luego de que propietario recibió amenazas de muerte. La PNC dice no tener denuncia de casos.
Enlace copiado
Extorsionan a pescadores y comerciantes de Playitas

Extorsionan a pescadores y comerciantes de Playitas

Enlace copiado
En el último trimestre del año pasado (octubre-diciembre) los comerciantes del cantón Playitas, del municipio de La Unión, decidieron cerrar más temprano sus negocios, mientras que los lancheros y pescadores artesanales han disminuido sus faenas. Esto a consecuencia de una serie de amenazas a muerte que han recibido por parte de una pandilla.

Las amenazas están relacionadas con la denominada “renta” que les exigen. Un habitante de la zona dijo que entre octubre y noviembre un grupo de pandilleros llegó a advertir a los propietarios de tres restaurantes que debían entregar la extorsión o de lo contrario peligraban vidas.

“A un comerciante le dijeron que iban a matar al hijo y a la hija si no pagaban la renta, y por miedo a que fuera verdad mejor cerró el negocio y se fue del cantón”, manifestó un vecino que pidió no ser identificado.

A pesar de que las amenazas han sido directas para el sector restaurantero, los lancheros y pescadores han decidido tomar medidas drásticas para evitar ser víctimas. “Dijeron (los pandilleros) que iban a empezar con los restaurantes y después con los lancheros. Uno tiene miedo y mejor evitamos salir (a faenar) porque nos piden más de lo que uno gana”, aseguraron.

Las amenazas han generado que la afluencia de turistas disminuya considerablemente, pues el principal atractivo de Playitas son los restaurantes y viajes en lancha.

“Aquí vienen familias completas y cuando preguntan por qué hay negocios cerrados uno trata de decirles algo que no les genere desconfianza, pero siempre se enteran de la verdad y se van rápido. Esto hace que ya no consuman y que no regresen”, contó un vendedor de Playitas.

El jefe de la Unidad de Investigación de la Policía Nacional Civil (PNC) de La Unión, Marcial Beltrán, expresó que la institución ya tenía conocimiento de que unos tres comercios están siendo extorsionados.

“Hemos abordado a las víctimas, pero el problema que tenemos es que no han interpuesto la denuncia, que es necesaria para poder iniciar con la Fiscalía General de la República una investigación. Este inconveniente es el que se tiene”, aseguró Beltrán.

Según la PNC, a los comerciantes les exigen aproximadamente $500 en modalidad de un único pago o de una forma periódica (“renta”).

El jefe policial afirmó que la institución está creando estrategias de acercamiento a los afectados y lograr que denuncien para posteriormente capturar a los delincuentes, que, según la misma institución, llegan a la zona esporádicamente.

“Están llegando (los pandilleros), no es que viven (en Playitas), y la PNC está implementando una serie de medidas para poder dar con ellos aunque no sea por el delito de extorsión”, indicó Beltrán.

La Policía no tiene al cantón Playitas en el listado de sectores con gran nivel de delincuencia, las únicas emergencias que se reportan son los robos en el transporte colectivo.

Los habitantes de Playitas solicitan a la PNC que se cree una base policial en la zona para evitar la migración de pandilleros.

“Aquí todavía no hay pandilleros, pero los que están viniendo están extorsionando y en cualquier momento se pueden quedar a vivir y eso generaría más delincuencia y menos turistas”, consideró un pescador artesanal.

A pesar de que no existe presencia de pandillas en la zona turística de Playitas, los comerciantes son conscientes de que la calle que conduce de La Unión al sector es altamente peligrosa por las bandas de asaltantes.

“Los asaltos en la calle es algo muy frecuente, pero la Policía hace lo posible por estar patrullando, pero creemos que con una base policial en el cantón se disminuirán los asaltos y la presencia de pandilleros”, externó un lanchero del área.

Tags:

  • playitas
  • extorsión

Lee también

Comentarios

Newsletter