Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador Lo más leído

Extradición de Funes condicionada por pruebas

El magistrado Rodolfo González dice que hay que demostrar a Nicaragua que Funes no es perseguido político.
Enlace copiado
Con asilo. El expresidente Mauricio Funes vive en Nicaragua y goza de asilo. En ese país sostiene que es perseguido político.

Con asilo. El expresidente Mauricio Funes vive en Nicaragua y goza de asilo. En ese país sostiene que es perseguido político.

Enlace copiado

Las autoridades salvadoreñas tienen que demostrar ante el Gobierno de Nicaragua que hay indicios de que el expresidente Mauricio Funes, sus dos hijos y su pareja actual hicieron un uso ilegal de fondos públicos y que por lo tanto debe enfrentar un proceso judicial por actos de corrupción. También deben dejar claro que en El Salvador no existe ninguna persecución política en su contra. De esa forma, el asilo político que el exmandatario y sus familiares recibieron en Nicaragua, el 2 de septiembre de 2016, carecería de sentido y por lo tanto las autoridades nicaragüenses podrían extraditarlo. Esa es la ruta que el magistrado de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) Rodolfo González considera que debe seguir el caso.

Sin embargo, el magistrado aclara que el caso debe ser estudiado bajo los parámetros establecidos por la jurisprudencia internacional y que sus declaraciones a este periódico son a título personal, porque el caso todavía no ha llegado al pleno de la Corte.

“Es muy prematuro hablar de todo esto todavía, pero en la mayoría de países el asilo es para personas que de verdad son perseguidos políticos, pero los delitos de corrupción y contra la hacienda pública no son considerados motivos de asilo. Entonces vía internacional y diplomática, se le puede hacer ver a Nicaragua que este asilo no ayuda al combate transnacional de la corrupción. Pero hasta ahí, hace falta estudiar el caso”, dijo el magistrado a LA PRENSA GRÁFICA.

González también dijo que la labor de la Corte Plena de la CSJ es acompañar la petición de extradición que el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador hará, de forma diplomática, al Gobierno de Nicaragua.

Para el acompañamiento, el magistrado dijo que la Corte Plena todavía está esperando que el caso llegue a sus manos para iniciar el estudio de la jurisprudencia internacional.

El Salvador y Nicaragua suscribieron un tratado centroamericano de extradición simplificada, el cual fue firmado en 2005, pero hasta esta fecha aún no ha sido ratificado por la Asamblea Legislativa de El Salvador.

Es por esa razón que la diputada Karla Hernández, el 11 de junio, presentó una recomendación ante la comisión legislativa de relaciones exteriores para que la Asamblea lo ratifique.

De acuerdo con su recomendación, ese tratado podría ser la herramienta para extraditar al expresidente Funes y que enfrente, en El Salvador, el proceso judicial en su contra.

La diputada le dijo ayer a este periódico que, en todo caso, la difusión roja de la Policía Internacional (INTERPOL) también es suficiente para extraditar al exmandatario aun cuando no ha sido ratificado el tratado de extradición simplificada.

“Con la difusión roja ya se puede traer (a Mauricio Funes), con eso basta. El tema con el tratado es que con él podemos tener herramientas necesarias para combatir impunidad y corrupción”, dijo.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines