Loading...

Extraen y venden sin control el agua de lago Coatepeque

Hay por lo menos dos empresas que han construido bombas para sacar el agua del lago y facturarla a comunidades fuera de la cuenca de Coatepeque. El nivel del lago está bajando.
Enlace copiado
Explotación A la fecha, no hay ninguna ley u ordenanza municipal que regule la cantidad de agua que está siendo extraída del lago por medio de bombeo.

Explotación A la fecha, no hay ninguna ley u ordenanza municipal que regule la cantidad de agua que está siendo extraída del lago por medio de bombeo.

Enlace copiado

Un recorrido en lancha realizado por un equipo de LA PRENSA GRÁFICA constató que desde una buena parte de las propiedades privadas alrededor del lago de Coatepeque salen tuberías que se internan en las profundidades para extraer agua. Las comunidades de la zona también cuentan con varias bombas de extracción y las consideran un derecho de los habitantes ante la falta de un servicio regular de agua potable. Hay dos bombas, sin embargo, que se señalan como propiedad de empresas privadas que sacan el agua del lago para facturarla en comunidades ajenas a la cuenca de Coatepeque sin que tengan autorización para esa comercialización y sin que alguien lleve el control de la extracción.

De acuerdo con David Ramírez, jefe de Guardarrecursos de la Fundación Coatepeque, son millones de litros los que dos empresas están extrayendo del lago a diario. Ambas han perforado pozos en los lugares donde se encuentran las venas más fuertes que alimentan el espejo de agua.

Una de las bombas está en el cantón Vuelta de Oro y beneficia al cantón Flor Amarilla, jurisdicción de El Congo, pero se está llevando el agua hasta Santa Ana. Otra se encuentra en el caserío Monterrey y beneficia al cantón El Guineo, también en la jurisdicción de El Congo, pero se está llevando el agua hasta San José Las Flores, en Chalatenango.

“Le voy a comentar cómo es que está este volado: el detalle es que aquí toda la gente de la cuenca del lago, por comunidad, tiene una bomba. Hay bombas que alimentan unas 70 familias. Por lo menos hay 13 comunidades en la cuenca del lago y todas tienen su bomba sumergida, sacan el agua para sus comunidades. Con esa agua no hay problema, porque la sacan y se queda aquí; pero el problema es que esta otra agua, de esas dos bombas que le digo, esa se va para otros lados y se pierde, ya no regresa”, explicó.

Ramírez aseguró que el nivel del agua del lago ha bajado entre seis y 12 metros de playa, es decir, casi 2.5 metros de altura en los últimos años.

Durante ese recorrido en lancha, el equipo de este periódico pudo constatar las señales que ha dejado el antiguo nivel de agua en los muelles de madera frente a las quintas privadas y restaurantes; y también varias boyas que ahora se encuentran en el aire.

Una de las bombas, aseguró un lugareño, la encienden todos los días a las 3 de la mañana y la apagan hasta las 10 de la noche.

Un lanchero incluso afirmó que la bomba que lleva el agua hasta Santa Ana la factura en un centro comercial de gran magnitud en la ciudad.

La alcaldesa de Santa Ana, Milena de Escalón, afirmó desconocer que eso esté ocurriendo. El alcalde de El Congo, Eduardo Lara, se mostró sorprendido ante tal situación. “A mí tiempo es lo que me hace falta para empaparme de todo, porque uno piensa que esto está caminando bien, pero está caminando mal. Yo tengo entendido que hay algunas quintas que tienen sus bombas para hacer los quehaceres, para regar, pero que saquen agua para un centro comercial, allí sí me ha dejado sorprendido”, declaró el funcionario.

EL MARN ADVIERTE SOBREEXPLOTACIÓN

El coordinador del Área de Humedales del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN), Jaime Espinoza, detalló que las estadísticas del MARN hablan de un descenso de 1.5 metros del nivel del lago en los últimos 30 años. Aunque siempre ha habido decrementos, también ha habido recuperación, pero ya llegó al punto cero hidrométrico histórico y ha comenzado a bajar aún más.

“El agua es un recurso finito. No existe una fórmula para construir agua, no hay tecnología para generar agua, solo tenemos una y sí la podemos ensuciar con facilidad, y cuesta devolverle esa calidad. Pero la gente entre menos educación y recursos tiene es menos consciente del daño que causa y eso está sucediendo con el lago Coatepeque”, expresó Espinoza.

Y lo anterior, reiteró, se debe a un desfase en el tiempo de recarga del agua, porque ahora hay más usos y hay pérdida de agua.

El gerente de Gestión de Vertidos del MARN, Roberto Avelar, enfatizó en que cada vez más empresas inescrupulosas están agotando los nacimientos de agua en el país y que esa problemática tiene su origen en la ausencia de una ley de agua.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines