Lo más visto

#FBF: Esas “curiosas” cosas que encontrabas en las casas de los abuelitos salvadoreños

Seguramente se te habrán pegado las piernas en el plástico de los muebles en la sala, o habrás visto la similitud entre un pastel lleno de turrón y esos coloridos forros de revuelos que cubren los inodoros en la casa de tu abuelita.
Enlace copiado
#FBF: Esas “curiosas” cosas que encontrabas en las casas de los abuelitos salvadoreños

#FBF: Esas “curiosas” cosas que encontrabas en las casas de los abuelitos salvadoreños

#FBF: Esas “curiosas” cosas que encontrabas en las casas de los abuelitos salvadoreños

#FBF: Esas “curiosas” cosas que encontrabas en las casas de los abuelitos salvadoreños

Enlace copiado
Si las redes sociales nos han dejado el “Throwback Thursday (#TBT)”, no está de más recordar que, también tenemos el “Flashback Friday”, o como su hashtag propio lo dice, el correspondiente #FBF de cada semana. Al igual que el #TBT, el #FF es la oportunidad de colocar postales nostálgicas que nos remitan a momentos muy valiosos que siempre atesoraremos en nuestra memoria.

En esta ocasión, el #FBF de esta semana se lo dedicaremos a las casas más tradicionales de los abuelitos salvadoreños, en las que abundan esas cosas raras que, en nuestra infancia, despertaron nuestra imaginación o, al menos, nuestra curiosidad.

Desde los controles envueltos en plástico, las máquinas de coser, las amarillentas fotografías de familiares que pocas veces sabemos quiénes son, hasta las fotos de los padres de familia en su niñez. Seguramente recordarás más de alguno de esos objetos que por años viste en casa de tus abuelos, algunos de ellos muy atesorados.

Máquina de coser
Como si se tratara de un oficio común en los salvadoreños, las casas de los abuelos siempre poseen su máquina de coser de pedal. Metálica y con un diseño notablemente clásico, estos aparatos eran parte de la mueblería de la vivienda de todo abuelo o abuela en El Salvador.



Controles de TV forrados con plástico
¿Será porque creen que los protege de los golpes o que los vuelve inmunes al polvo? Como sea, el envoltorio de plástico para los controles de la televisión o aparatos de sonido son siempre tradicionales en las viviendas de los abuelos salvadoreños.



“Abuela, ¿y él quién es?”
Más de algún salvadoreño se habrá preguntado por saber quiénes son las personas que muchas veces aparecen en las fotografías familiares que cuelgan de las paredes de la casa de los abuelos. Estas fotografías, amarillentas y de grueso papel, traen también consigo ese cúmulo de anécdotas familiares que se comparten en días festivos, cuando toda la familia se reúne en casa de los abuelos.

Ruda o Nardo para la buena suerte
Un florero de nardo o un poco de ruda fresca no es un elemento que sorprenda a muchos salvadoreños de la tercera edad. Las creencias en la “buena suerte” o “mala suerte” es algo que se mantiene hasta en estos días entre muchos salvadoreños. También podemos incluir en este punto los carteles con el Salmo 91 que pueden estar detrás de cada puerta.



La vajilla color “caramelo” que no era de caramelo
Parecía de caramelo y muchos salvadoreños comieron en esos utensilios de mesa. Platos y vasos de vidrio amarillo son típicos también de las viviendas de los abuelos en El Salvador.



Muñecas de trapo o de plástico
Grandes, pequeñas o medianas, las muñecas de plástico y de trapo, bien vestidas y peinadas, también son un elemento que decora el hogar de los abuelitos salvadoreños.



Cubrebaños de colores
El inodoro y la base del papel higiénico siempre tienen algo peculiar en la casa de los abuelos: el cubrebaño de colores, listones y con puntos blancos.



Las botellas de ron o licor de la fortuna
Monedas de uno, diez, veinticinco o hasta de un colón (sí, lee usted bien, ¡en colones!) eran parte de la colección hogareña de los abuelos en El Salvador. El detalle es que, todavía hoy, casi todas esas botellas solo tienen colones en su interior.

Muebles a prueba de polvo
El plástico, muchas veces, no era solo para los controles, sino también para los muebles. Esto, según los abuelos, es para evitar que “se ensucien o se arruinen”.

“El teléfono de rueda”
Muchos salvadoreños no lo conocieron en su apogeo pero, gracias a los abuelos, siempre tuvimos contacto alguno con el “teléfono de ruedita o disco”. Esa peculiar forma de marcar los números girando un círculo y ver un teléfono que no sea móvil ni inteligente, era uno de los placeres que ofrecía la vivienda de los abuelos.



Fotos: Archivo, El País, LaCoctelera

Tags:

  • tradiciones
  • costumbres
  • el salvador
  • abuelos

Lee también

Comentarios