Lo más visto

Más de El Salvador

FGR: “El Piwa” intentó organizar segunda tregua

Plan buscaba que trasladaran nuevamente a líderes desde penal de Zacatecoluca a otros de menor control. MS-13 también planeó crear batallón de 500 pandilleros para atentar contra funcionarios: FGR.
Enlace copiado
FGR: “El Piwa” intentó organizar segunda tregua

FGR: “El Piwa” intentó organizar segunda tregua

FGR: “El Piwa” intentó organizar segunda tregua

FGR: “El Piwa” intentó organizar segunda tregua

Enlace copiado
El requerimiento presentado por la Fiscalía General de la República (FGR) al Tribunal Especializado de Instrucción A de San Salvador contiene 1,355 páginas en las que se detallan escuchas telefónicas, entrevistas a testigos criteriados (que aceptaron delatar a miembros de la estructura) y procedimientos realizados por la Policía Nacional Civil (PNC).

En la página número 130 de ese documento, en la relación de hechos, la Fiscalía plantea que el cabecilla Marvin Adaly Ramos Quintanilla, alias “Piwa”, intentó organizar una segunda tregua entre pandillas, así como formar “un grupo élite” de la MS-13 para crear “el proyecto de la mara”, el cual, según el requerimiento, buscaba crear un grupo de 500 pandilleros, armarlos y cometer atentados. “(Marvin Adaly Ramos Quintanilla) realizó coordinaciones de interés común con cabecillas de la pandilla 18 revolucionarios y sureños en un intento de organizar la segunda tregua en 2016”, se lee en la acusación fiscal.

Desde la ejecución de la Operación Jaque, las autoridades han perfilado al “Piwa” como el cabecilla de La Federación, conformada supuestamente por los integrantes históricos de la MS-13 que se encontraban en libertad. La Federación se convirtió, según la investigación fiscal, en la estructura para administrar las finanzas de la organización, declarada como terrorista en 2015 por la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

La FGR señala que, con las diferentes intervenciones telefónicas al “Piwa”, detectó que este buscó que se organizara una segunda tregua. La primera se fraguó en la administración del expresidente de la República Mauricio Funes, cuando el entonces ministro de Seguridad David Munguía Payés la reconoció como una “estrategia no ortodoxa” del Gobierno, que permitió una inédita reducción de homicidios.

“Como persona participante en la denominada tregua entre pandillas –la de 2012–, realizó contactos con pastores religiosos y funcionarios. Por lo que, a partir de esa actividad, también percibe ingresos o financiamientos de la Alcaldía Municipal de Ilopango (plaza asignada)”, detalla la Fiscalía en relación con la experiencia que supuestamente tenía “el Piwa” con el primer proceso entre las pandillas.

Según la FGR, el intento de Ramos Quintanilla por crear la segunda tregua era para “trasladar a internos del penal de máxima seguridad en Zacatecoluca a otros penales, así como organizarse para enviar comunicados de la reducción de homicidios ante el anuncio de medidas de seguridad por parte del Gobierno”.

La Fiscalía dedica un apartado especial para hablar de la participación y rol de Ramos Quintanilla dentro de La Federación.

“El proyecto de la mara”

En el requerimiento, la FGR detalla cómo “el Piwa” es considerado uno de los principales organizadores de los planes terroristas de la Mara Salvatrucha.

Entre esos planes, según la Fiscalía, Ramos Quintanilla promovió crear “un grupo élite” que sería dotado de armas y entrenado para cometer ataques contra agentes de seguridad, diputados, políticos y magistrados.

“El proyecto de la mara consiste en recolectar dinero mensualmente, producto de las extorsiones, para compra de armamento –fusiles en México– para equipar a 500 elementos de la MS, dos por cada una de las 249 clicas a escala nacional y conformar equipos élites de choque para atentados al sistema de seguridad”, se lee en el documento.

Definido el plan, a partir del 22 de abril de 2016 “el Piwa” coordinó, según la Fiscalía, la compra de 10 chalecos antibalas. Los fiscales asignados al caso consignan que al final estos fueron regalados por una clica de Metalío.

Después de eso, gestionaron la compra de otros 20 chalecos antibala por un precio de $300 cada uno, los cuales serían entregados de cinco en cinco.

“A partir del 4 de junio de 2016, los corredores Fulton realizaron diferentes envíos de armas largas, granadas y chalecos antibala a Marvin Adaly Ramos Quintanilla”, asegura la Fiscalía.

El requerimiento fiscal detalla en la página número 149, a manera de resumen, que parte del plan “pretende realizar atentados de forma selectiva y simultánea a objetivos de la Fiscalía, PNC, jueces, militares, diputados, empresarios; todo con la finalidad de desestabilizar al Estado”. En esa misma página se plantea que los miembros de la MS-13 buscaban comprar armas en Guatemala y México por precios que oscilan entre los $2,000 y $3,000 y que tengan capacidad de derribar helicópteros.

“El Piwa”, así como 74 personas más están detenidas desde el pasado 9 de agosto, después de que una jueza Especializada de San Salvador escuchó el planteamiento de la Fiscalía y decidió enviar el caso a la etapa de instrucción, en la que, según han dicho las autoridades, se determinará si pandilleros recibieron dinero como parte de la tregua.

Tags:

  • pandillas
  • ms-13
  • mara salvatrucha
  • tregua
  • piwa
  • operacion jaque
  • la federacion

Lee también

Comentarios