Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial Caso Exfiscal

FGR: Funes pagó para que no lo investigaran

La Fiscalía emitió ayer otra orden de captura contra el expresidente Funes. Además, acusó al ex fiscal general de "corromper y prostituir" la FGR durante su gestión.

Enlace copiado
FGR: Funes pagó para que no lo investigaran

FGR: Funes pagó para que no lo investigaran

Enlace copiado

Compró impunidad. La Fiscalía está convencida de que el expresidente de la república Mauricio Funes le pagó al ex fiscal general Luis Martínez para que no lo investigara. Lo hizo, según la investigación de la Fiscalía General de la República (FGR), con la entrega mensual de un monto en efectivo que variaba entre los $10,000 y $20,000 durante los tres años en que coincidieron las dos administraciones (2012-2014), además del traspaso que le hizo el exmandatario de tres vehículos de lujo, entre ellos uno blindado.

Además de ese monto mensual, la Fiscalía dice que Martínez también le solicitaba a Funes "dinero extra" o "dádivas" cuando viajaba a una misión oficial al extranjero y "consideraba que tenía necesidad de requerirle más dinero". Lo hacía en reuniones privadas que sostenían en una vivienda que el expresidente Antonio Saca le vendió a Funes, ubicada en Cumbres de la Escalón. Ahí, dice la FGR, el exmandatario le entregaba otras cantidades "indeterminadas" de efectivo al ex fiscal general.

Martínez ya había confesado ante la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia que recibió "sobresueldos" de Casa Presidencial; sin embargo, el actual fiscal general, Douglas Martínez, dijo ayer que no se trató de ningún sueldo extra, sino de "compra de impunidad". "Él (Mauricio Funes) pagaba dádivas para que no se hiciera nada en contra suya. Lo que compró el expresidente Funes fue impunidad en cualquier caso que viniera", reiteró.

Dos de los casos que la FGR ha indagado que Martínez congeló a cambio de esos pagos fueron el conocido judicialmente como tregua entre pandillas y las investigaciones sobre la presa El Chaparral, que aún sigue sin judicializarse.

Sobre la tregua, Meléndez dijo que Funes acordó con el ex fiscal general no investigar el caso porque "sabía que existían irregularidades".

"La tregua, a mi llegada a la FGR, no se había hecho nada. El exfiscal solo decía que era una tregua hipócrita, pero nunca pasó de esa frase. No había investigación", agregó Meléndez. Sin embargo, la presente administración tampoco incluyó a Funes ni al exministro de la Defensa, David Munguía Payés, en el caso.

"No puedo decir si el expresidente Funes pagó para protegerse él o al ministro. Lo que sabemos es que compró inmunidad sobre la tregua en general", señaló Meléndez.

Otro de los casos en que la fiscalía asegura que el expresidente compró impunidad es sobre el contrato de construcción de la presa El Chaparral. La FGR investiga por qué el gobierno de Funes dio por finalizado el contrato con la empresa que construiría la represa, y por qué su administración terminó pagando $108.5 millones adicionales al monto contratado.

Por esos favores, la FGR giró ayer una nueva orden de captura contra Funes, quien ya enfrenta un proceso por lavado de dinero acusado de desviar $351 millones de fondos públicos durante su gestión (2009-2014), caso que debe tramitarse por vía extradición debido a que el exmandatario goza de asilo político en Nicaragua.

Funes reaccionó así a la nueva acusación fiscal en su contra, mediante su cuenta de Twitter: "No hay que ser muy suspicaz para saber qué esconde esta nueva acusación: el fiscal no ha logrado que INTERPOL me capture y tampoco lo de mi extradición. Y es que el caso en mi contra, además de débil, es político. Tiene que montar otro caso para ver si esta vez se pone una medalla".

Detenido. El ex fiscal general Luis Martínez fue llevado ayer a los tribunales por divulgar escuchas en el caso del padre Toño.

Además de Funes, la Fiscalía emitió otras 29 órdenes de captura (13 detenidos). Según la investigación, los detenidos están vinculados a una supuesta estructura que colaboró con el ex fiscal general para fabricar pruebas en algunos casos y para omitir investigaciones, delitos por los que ya enfrenta otro caso.

Entre los detenidos figuran el exdirector fiscal de Intereses de la Sociedad Julio Arriaza, quien estaba prófugo por falsificar pruebas pero que fue capturado ayer, tras presentarse a la audiencia preliminar.

También están la esposa de Martínez, Carla Franchesca García, y Enrique Rais, prófugo de la justicia por el mismo caso del ex fiscal general (ver la lista completo aparte).

Sobre Rais, la Fiscalía dijo que benefició a Martínez con el financiamiento de 92 viajes oficiales en aviones de su propiedad a un costo de $1.2 millones. Lo hizo, de acuerdo con la FGR, para fabricar pruebas, tener acceso a expedientes en su contra y favorecerse con un contrato para destruir los precursores incautados en 2015.

Tags:

Lee también

Comentarios