Lo más visto

Más de El Salvador

FGR acusa a empresario por armas de guerra

En su acusación, la fiscalía ha solicitado nuevamente que el empresario sea procesado en libertad.
Enlace copiado
Acusación.  Contrario a otros casos bajo el mismo delito, la FGR ha pedido que el empresario sea procesado en libertad.

Acusación. Contrario a otros casos bajo el mismo delito, la FGR ha pedido que el empresario sea procesado en libertad.

FGR acusa a empresario por armas de guerra

FGR acusa a empresario por armas de guerra

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) sumó un nuevo delito a Noé Armando Medina Morán, el empresario de seguridad que en agosto de 2012 fue acusado de tenencia ilegal de armas tras encontrar un arsenal con matrículas vencidas en su vivienda de Panchimalco.

El pasado 13 de marzo, la fiscalía lo acusó formalmente de tenencia ilegal de armas de guerra ante el Juzgado Noveno de Instrucción de San Salvador. Al igual que la acusación de agosto, la FGR no solicitó la detención para Medina mientras dure el proceso.

LA PRENSA GRÁFICA reveló el 15 de octubre de 2012 que la FGR conocía, desde cuatro días antes que se realizara la audiencia inicial, que el empresario tenía dos armas ilegales de guerra en su vivienda particular. Sin embargo, obvió entonces acusarlo por ese delito.

La tenencia ilegal de armas se sanciona, según el Código Penal, con entre tres y cinco años de prisión; la tenencia ilegal de armas de guerra, entre cuatro y 10 años.

La mayor parte de las armas que Medina Morán tenía en su vivienda, de acuerdo con los análisis realizados por expertos policiales y que constan en el proceso judicial, estaban registradas por la extinta empresa Servicios Conjuntos de Seguridad (SERCONSE, S. A. de C. V.), que fue propiedad del fallecido miembro del partido ARENA Adolfo Tórrez. En total, 67 escopetas y tres revólveres pertenecían a esa empresa.

En su momento, familiares de Medina Morán alegaron que Tórrez poseía deudas con este y había dado las armas como forma de pago. Sus defensores, además, plantearon que la falta del empresario era puramente administrativa porque únicamente se trataba de matrículas vencidas.

Las dos armas de guerra encontradas a Medina Morán son un fusil M-16 y una subametralladora Uzi. Ambas fueron ubicadas tiradas, a medio metro del muro perimetral de la propiedad del acusado. Ninguna de las dos está registrada, según el proceso.

Sin embargo, el análisis también reveló que existen otras dos escopetas calibre 12 que son ilegales: al tratar de verificar los números de serie la policía corroboró que estos no correspondían.

Las pesquisas de investigación arrojaron que Medina Morán no poseía entonces, ni ahora, perfil de alto riesgo, que es otorgado por la PNC y posibilita a particulares, entre otras cosas, poseer armas de guerra e inscribir más de un arma cada dos años.

En la acusación, la FGR volvió a solicitar que Medina Morán sea procesado en libertad bajo el argumento: “Existe evidencia suficiente que el imputado no procurará evadir la acción de la justicia mediante la fuga”. Sin embargo, no se detalla tales evidencias.

El Juzgado Noveno de Instrucción ha programado la audiencia preliminar para el 22 de abril.

Tags:

  • Noe Medina Moran
  • armas de guerra
  • proceso judicial
  • FGR
  • Adolfo Torrez

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines