Lo más visto

FGR documentó trama de magistrado y citadora

La Fiscalía acusa a magistrado de tres casos, dos de ellos en los que le hizo favores judiciales a la empleada judicial.
Enlace copiado
Petición.  La Fiscalía presentó a la Asamblea la documentación para que diputados autoricen procesar al magistrado.

Petición. La Fiscalía presentó a la Asamblea la documentación para que diputados autoricen procesar al magistrado.

FGR documentó trama de magistrado y citadora

FGR documentó trama de magistrado y citadora

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) presentó el pasado 19 de octubre una solicitud de antejuicio en contra del magistrado de la Cámara de Segunda Instancia de la Tercera Sección de Oriente, Carlos Roberto Cruz Umanzor, a quien acusa de prevaricato, actos preparatorios, proposición, conspiración y asociaciones delictivas, y tráfico de influencias.

El pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) también decidió suspender por 90 días a Cruz Umanzor mientras se realiza una investigación en su contra. El caso partió de una intervención de llamadas en el caso del juez suplente de Sentencia de La Unión. En esas conversaciones consta que el magistrado Cruz Umanzor asesoró a la citadora del Tribunal de Sentencia de La Unión, María José Benavides.

La Fiscalía logró documentar tres casos en los cuales Cruz Umanzor y Benavides se vieron involucrados en eventos asociados a narcomenudeo y en el favorecimiento de un acusado de acoso sexual.

Según el relato fiscal, el 1.º de abril de 2015 Benavides se comunicó con Cruz Umanzor para venderle droga para su consumo personal. En las llamadas intervenidas por la FGR se muestra cómo el magistrado aceptó “tres”. Posteriormente, la empleada judicial llamó a una persona de nombre Silvia para preguntarle si alguien identificado como “Don José” podía llevarle $30 de droga al magistrado. Minutos después Benavides confirmó con el magistrado que la transacción resultó exitosa, momento en el que mantuvieron una conversación en la que Benavides le dice a Cruz Umanzor: “Entonces empacale bien las cosas para que se las lleves a tu tío”, y el magistrado le responde: “Él lo tiene que empacar porque los lleva para Canadá”.

Exactamente un mes después de la primera transacción de droga registrada por la Fiscalía, Benavides le llamó a Cruz Umanzor desde Guatemala, mientras el funcionario se encontraba comprando licor en una gasolinera para “ver unas películas”.

Más tarde la citadora se comunicó con el proveedor de droga de nombre “Don José”, a quien le avisó que el magistrado quería comprar otros “tres” de droga. Minutos después, una vez más, Cruz Umanzor le confirmó a Benavides por teléfono la transacción.

El 29 de mayo de 2015, en horas de la noche, la operación se volvió a repetir, según las llamadas.

En junio de 2015, la Fiscalía interceptó a Benavides con 1.2 gramos de cocaína, por lo que un mes después fue condenada a dos años de prisión por los delitos de posesión y tenencia de drogas.

Cadena de favores

Según las llamadas interceptadas por la Fiscalía, Benavides es la madre de un hijo del magistrado. La tesis fiscal es que el magistrado favoreció en dos casos puntuales a la exempleada judicial.

El primer caso documentado por la Fiscalía data de marzo de 2015, cuando el magistrado Cruz Umanzor le prometió ayuda a Benavides en un proceso que inició en el Tribunal del Servicio Civil en contra del juez de Sentencia de La Unión, José Cristóbal Reyes, a quien también quería acusar de acoso sexual.

La entonces empleada judicial realizó dicha solicitud a Cruz Umanzor poniéndose de acuerdo con una persona identificada como “Emma”, con quien mantuvo varias llamadas telefónicas. El magistrado, según la Fiscalía, se comprometió a que hablaría con uno de los jueces de Servicio Civil, José Antonio Martínez, para que le ayudara en el proceso.

El segundo caso parte de una intervención de llamadas hecha el 2 de mayo de 2015, en la cual Cruz Umanzor asesora a Benavides sobre cómo hacer una sentencia en la que la jueza suplente del tribunal de La Unión había determinado que no existía suficiente prueba en contra de un imputado, un señor de 73 años, debido a que la víctima no había señalado nunca el nombre completo del procesado.

Días después, Benavides le manifestó a Cruz Umanzor que el acta fue notificada por el tribunal con algunos errores en las fechas, lo que alertó a ciertos funcionarios del Órgano Judicial. El magistrado explicó que su cámara iba a conocer el proceso y que por lo tanto no se preocupara, que el recurso presentado por la Fiscalía iba a quedar “fuera de tiempo”.

Tags:

  • camara
  • magistrado
  • citadora
  • corrupcion

Lee también

Comentarios