Lo más visto

FGR: lancheros viajaron 7 veces a Guatemala por droga

Según el testigo criteriado, en el primer viaje al vecino país participó la locutora Pamela Posada. Los lancheros recibían la droga en una playa y luego la trasladaban por tierra.
Enlace copiado
Recibir droga.  Los lancheros viajaban en grupos de tres para recibir la droga en Guatemala.

Recibir droga. Los lancheros viajaban en grupos de tres para recibir la droga en Guatemala.

FGR: lancheros viajaron 7 veces a Guatemala por droga

FGR: lancheros viajaron 7 veces a Guatemala por droga

Enlace copiado
Cynthia Cardona Sandoval, esposa del exmilitar guatemalteco Marlon Francesco Monroy, “el Fantasma”, cabecilla de la estructura de lancheros que según la Fiscalía General de la República (FGR) colaboraban con el cartel de Sinaloa, viajó en junio de 2014 a El Salvador para reunirse con los cabecillas locales de los lancheros en un hotel de Antiguo Cuscatlán, donde los invitó a cenar para proponerles un nuevo proyecto y más dinero, según recuerda el testigo criteriado de la Fiscalía.

El testigo no recuerda la fecha de esa reunión, pero sí que Cardona comenzó a decirles que agradecía la colaboración de los lancheros al proveer combustible y alimentos a los que trasladaban la droga desde Ecuador y Colombia hacia Guatemala. Luego de los agradecimientos, Cardona les dijo que “era hora de dar el siguiente paso”, con el que todos ganarían más dinero.

De acuerdo con el testigo, eso consistía en recibir la droga en Guatemala. Además, los lancheros también tenían que asumir la responsabilidad de abanderar (brindar seguridad y avisar si había patrullajes de la Fuerza Naval) a los que trasladaban la droga desde Suramérica. Por estos trabajos, cada uno recibiría entre $500 y $1,000.

José Leonidas Gómez, alias “Pepe”, acusado de ser el cabecilla salvadoreño de los lancheros, le dijo a Cardona Sandoval que él mismo iba a designar a los tres que viajarían a Guatemala para entregar o descargar la droga.

El primero de los viajes, según recuerda el criteriado, ocurrió durante los últimos días de julio de 2015, más de un año después de aquella reunión.

“Pepe” designó a Jorge Caballero (“Yogui”), Pedro Figueroa y Óscar Portillo (“Cantil”), para que viajaran a recibir el cargamento de droga en Guatemala.

Los tres fueron llevados a la frontera de Las Chinamas en un vehículo marca Honda, color gris. Del lado de Guatemala, los recogió un hombre de apellido Méndez, quien era seguridad personal del “Fantasma”, dice la acusación fiscal.

Méndez los subió a una camioneta, de la que el testigo criteriado no recuerda las especificaciones, y los llevó hasta una casa en el desvío de Amatitlán. En esa casa los recibió “el Fantasma”, quien después de saludarlos les mostró una habitación con varios camarotes para dormir. Más tarde, los llevaron hasta una bodega de la casa y les dijeron que tenían que ponerse unos chalecos antibalas, que tenían estampado el logo de la DEA. Además, tenían que llevar de las armas que estaban guardadas en esa bodega.

Tras ponerse los uniformes y los chalecos, la gente del “Fantasma” les dijo que se iban a trasladar hacia la playa Monterico de Guatemala para recoger la droga.

Antes de irse, “el Fantasma” les explicó que si la gente se acercaba o que si la policía local llegaba, tenían que aparentar un operativo, poner a todos contra el suelo y llevarse la droga.

“El Fantasma” también les dijo que adelante de ellos se iba a ir Pamela Posada, junto a Ana Lucrecia Muñoz Ramírez, en una camioneta todoterreno. La misión de las mujeres, que también habían llegado a la casa en Amatitlán, era reportar a través de radio si había retenes u operativos policiales. Luego, una vez recogida la droga en la playa, las mujeres también se iban a adelantar para reportar cualquier novedad.

Después de las explicaciones, el plan para recoger la droga fue ejecutado a la perfección, según recuerda el testigo criteriado.

Al terminar de recoger la droga y volver a Amatitlán, “el Fantasma” les entregó en efectivo $100 en concepto de viáticos y $500 por el trabajo realizado. De Guatemala, los tres lancheros regresaron a El Salvador utilizando una línea de buses internacional.

El testigo recuerda que “Pepe”, durante los meses siguientes, hasta diciembre de 2015, designó a diferentes lancheros para realizar otros seis viajes más, donde ocurrió exactamente lo mismo.

La única diferencia fue que en los siguientes viajes para recoger la droga ya no participó Pamela Posada, aunque siempre había mujeres que se adelantaban para reportar las novedades del camino. El testigo criteriado dice que participó en más de un viaje.

Tags:

  • narcotrafico
  • cartel de sinaloa
  • drogas
  • viajes
  • lancheros
  • pamela posada

Lee también

Comentarios