Lo más visto

FGR pide juicio a exministro por tráfico armas

Atilio Benítez Parada, actual embajador en Alemania, está siendo acusado de valerse de su cargo para inscribir y vender armas de guerra de forma fraudulenta y de ser el cabecilla de una estructura.
Enlace copiado
Embajador.  Atilio Benítez Parada, para quien la FGR ha pedido antejuicio, es el actual embajador del país en Alemania.

Embajador. Atilio Benítez Parada, para quien la FGR ha pedido antejuicio, es el actual embajador del país en Alemania.

Pesquisas.  La FGR dice que aún no ha podido comprobar si Benítez estuvo involucrado en otros casos de tráfico de armas.

Pesquisas. La FGR dice que aún no ha podido comprobar si Benítez estuvo involucrado en otros casos de tráfico de armas.

FGR pide juicio a exministro por tráfico armas

FGR pide juicio a exministro por tráfico armas

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) pidió ayer a la Asamblea Legislativa que retire el fuero constitucional al general Atilio Benítez Parada por los delitos de estafa, actos arbitrarios, tenencia ilegal de armas y comercio ilegal y depósito de armas. Benítez fue viceministro de la Defensa entre 2009 y 2011; y posteriormente ministro de la Defensa, entre 2011 y 2013.

El fiscal general de la República, Douglas Meléndez, presentó la petición de antejuicio en la Asamblea Legislativa y manifestó que Benítez utilizó fraudulentamente un decreto legislativo de mayo de 2009, el cual brindó una amnistía legal de 45 días para inscribir armas en situación irregular y así legalizarlas.

“Aprovechando el contexto de ese decreto, esta persona legalizó en el Registro de Armas un aproximado de 30 armas, entre estas armas de guerra, cortas y largas; fueron fraudulentamente legalizadas, fuera de los 45 días, falsificando documentos y poniéndolas a su nombre”, declaró Meléndez.

El funcionario añadió: “Algunas de estas armas provenían de la etapa de la guerra, entiendo que algunas fueron entregadas después de la guerra por el general (Orlando) Zepeda y al final terminaron en el comercio de armas”.

Benítez salió de la cartera de la Defensa después de que el actual ministro, David Munguía Payés, fue restituido como titular de esa institución en julio de 2013, luego de que un fallo invalidó su nombramiento como ministro de Seguridad. Benítez, entonces, fue designado como embajador de El Salvador en España. Posteriormente fue enviado a la representación diplomática en Alemania, con sede en Berlín.

Para junio de 2014, trascendió que la FGR investigaba a Benítez por tráfico de armas. El jefe fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado (UNICCO), Will Ruiz, justificó ayer que el caso era complejo y por ello el tiempo transcurrido para presentar una acusación. En esa fecha, la FGR intentó allanar la Oficina de Registro de Armas de la Fuerza Armada (FAES), pero Munguía Payés se los impidió.

El asesor del despacho de la FGR, Rodolfo Delgado, planteó ayer: “Cuando ejerció como viceministro y ministro de la Defensa Nacional ordenó la inscripción ilegal de armas de fuego y armas de guerra, cuya procedencia no está del todo determinada”.

Delgado agregó que a Benítez “también se le señala como que dirigía una red criminal, enquistada en la Dirección de Logística del Ministerio de la Defensa Nacional, con la cual se facilitaba la inscripción de armas ilegales”.

Según la FGR, las irregularidades ocurrieron de varias maneras: legalizando armas a través del decreto de inscripción, cuando estaba caduco; extrayendo partes de armas incautadas por la Policía Nacional Civil (PNC) de otros procesos, y en depósito de la FAES; con armas completas, también provenientes de incautaciones; y con armas provenientes de los almacenes de guerra de la FAES. Además, según la teoría de la FGR, insertando datos falsos en declaraciones juradas, o sustituyendo compraventas por donaciones. De esta manera, según la FGR, se escondía el rastro del dinero pagado por cada una de las armas.

“El móvil de cada uno de estos delitos era de naturaleza económica”, dijo Delgado. La FGR aseguró que aún no tienen el desglose de ganancias obtenidas por Benítez, ya que si bien las ventas de 29 armas rondan los $100,000, hubo intermediarios que también recibieron su parte. Según la Fiscalía, cada una de las armas rondó entre los $4,000 y $7,000, ya que en su mayor parte se trató de fusiles de guerra: 22, de un total de 29, son fusiles, en su mayoría AK-47 y M-16. Dos más son carabinas.

Al respecto, y una vez enterados de la petición de un antejuicio, diputados de diferentes grupos parlamentarios dijeron que analizarán la documentación, para ver si se conforma una comisión que vea este caso y luego decidir si le quitan el fuero a Benítez.

Solo Benítez

“Cada una de estas actuaciones eran ordenadas, en los casos que hemos investigado, por el general Benítez, quien giraba las órdenes al personal subalterno en la Dirección de Logística. Lo más grave es que poco a poco fueron convirtiendo a la Dirección de Logística en una armería más”, señaló ayer el fiscal Delgado.

El fiscal general, por su parte, también manifestó: “Tenemos indicios de que el comercio de armas, yo dije en su momento, pudiera estar viniendo desde la misma institucionalidad. Creemos que pudieran haber más casos y más armas involucradas”.

No obstante, la FGR informó ayer que no está acusando a más personas por el momento.

Los fiscales Delgado y Ruiz obviaron contestar si el actual ministro de la Defensa está involucrado en el caso, o si lo conoció. Tampoco especificaron por qué los subalternos de Benítez, a quienes señalaron como involucrados, no han sido acusados. A los compradores, la FGR los ha calificado como “de buena fe” y algunos de ellos, incluidos exfuncionarios, están considerados como “víctimas” de estafa.

Tags:

  • trafico de armas
  • militares
  • fuerza armada
  • faes
  • atilio benitez

Lee también

Comentarios