FGR: siguen llamadas telefónicas desde dos centros penales

Detectaron llamadas desde Izalco y Ciudad Barrios. De penal de Izalco salieron 144 llamadas en mayo.
Enlace copiado
FGR: siguen llamadas telefónicas desde dos centros penales

FGR: siguen llamadas telefónicas desde dos centros penales

FGR: siguen llamadas telefónicas desde dos centros penales

FGR: siguen llamadas telefónicas desde dos centros penales

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) detectó llamadas telefónicas realizadas desde dos prisiones que ya no deberían tener ningún tipo de señal de antena accesible, según dijo ayer el titular de esa institución, Douglas Meléndez. Las cárceles son la de Izalco (Sonsonate) y la de Ciudad Barrios (San Miguel).

Ambas prisiones forman parte de un total de siete que están incluidas dentro de las que tienen medidas extraordinarias implementadas por el Ejecutivo, desde finales de marzo pasado. En términos prácticos, eso significa que no hay visitas para los internos, que supuestamente se ha cortado todo tipo de telecomunicación desde adentro, que no hay salida de ningún interno a alguna audiencia y que fueron suspendidos los traslados de reos de una cárcel a otra.

“En este momento, de ciertos centros penales están saliendo llamadas de los pandilleros. De jefes de pandillas. Del centro penal de Ciudad Barrios, pero específicamente del penal de Izalco están saliendo cientos de llamadas”, dijo Meléndez ayer.

La FGR intervino tres teléfonos de supuestos pandilleros en libertad. Los investigadores encontraron que esos aparatos se relacionaron con siete teléfonos dentro del penal de Izalco, durante mayo, con los cuales los reclusos realizaron 144 llamadas.

“Precisamente tengo en mi poder un informe que de cinco, de seis teléfonos, que se han estado comunicando con pandilleros, ranflas, o sea jefes de pandilleros, solo de esos seis teléfonos han salido 144 llamadas en mayo”, dijo ayer Meléndez, mientras mostraba un documento que tenía en sus manos.

Al inicio de las medidas extraordinarias, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública informó que para aislar a los miembros de pandilla en los penales y evitar que dieran órdenes de cometer delitos fuera de las cárceles, apagaron antenas de compañías telefónicas cercanas a las prisiones.

Según Meléndez, desde ayer se abrió una investigación que involucrará a dos compañías telefónicas, que no especificó, y agregó que también investigarán a funcionarios penitenciarios.

El funcionario añadió que hay datos que los llevan a creer que se está “extendiendo la potencia (de las antenas) para que abarque ese penal. Creo que tenemos algunas investigaciones que puede venir de Acajutla, pero son dos telefónicas que están teniendo influencia ahí”, dijo.

Otro de los documentos que Meléndez llevaba consigo trataba de ese supuesto hallazgo: el alcance de 25 kilómetros en línea recta de la señal de una antena telefónica desde Acajutla hasta el penal de Izalco, en forma creciente de abanico, en dirección a la prisión.

Esa cárcel y sus alrededores fueron sometidos a requisas al inicio de las medidas extraordinarias, hace más de un mes.

Tags:

  • penales
  • medidas extraordinarias
  • llamadas
  • celulares

Lee también

Comentarios

Newsletter