Lo más visto

FMLN dijo a Funes que no regresara al país porque sería capturado

ARENA señala un doble discurso del FMLN en el combate a la corrupción. El embajador de El Salvador en Nicaragua se niega a hablar. Sigue el debate sobre una supuesta persecución política.
Enlace copiado
FMLN dijo a Funes que no regresara al país porque sería capturado

FMLN dijo a Funes que no regresara al país porque sería capturado

Enlace copiado
El coordinador general del FMLN, Medardo González, confesó ayer que el directorio de su partido político le dijo al expresidente Mauricio Funes que no regresara a El Salvador de un viaje supuestamente de trabajo que hacía el exmandatario a Nicaragua, ya que de regresar al país podía ser capturado por orden de la Fiscalía General de la República (FGR).

González aplaudió la resolución del Gobierno de Nicaragua, presidido por el izquierdista Daniel Ortega, por la que se le otorgó un asilo político a Funes, a su compañera de vida y a tres hijos del expresidente, precisamente por aducir una persecución política y alegar que su vida e integridad física corría peligro si regresaba a El Salvador.

“Nosotros como dirección del FMLN le dijimos: Mauricio, no es conveniente que te vengas en estos momentos, porque la situación está tan inestable que no sabemos lo que puede pasar, te pueden capturar y puede haber todo un proceso que quiera precisamente enjuiciarte políticamente, condenarte políticamente y humillarte frente al pueblo salvadoreño, de tal manera que nuestra opinión es que no debes venir, debes de esperar sobre esta situación”, dijo el principal dirigente del FMLN.

Funes solicitó el jueves 1.º de septiembre pasado un asilo político porque, según él, está en peligro su vida e integridad física y la de su familia “por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos”, y su filiación política en la República de El Salvador. Al ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua, Samuel Santos López, le parecieron suficientes las palabras del exmandatario y al siguiente día, el viernes 2 de septiembre, puso su firma en una resolución ministerial por la que se le otorgó a Funes el asilo político y también a su compañera de vida, Ada Mitchell Guzmán Sigüenza, y a tres de sus hijos.

“Así que nosotros sí creemos que hay causas y que habido causa suficiente para que Mauricio Funes, el ciudadano Mauricio Funes, expresidente de la República, haya tomado esta decisión de pedir asilo político allá en Nicaragua”, manifestó González.

Las autoridades salvadoreñas aún no se han manifestado sobre lo ocurrido y se desconoce si el canciller nicaragüense, Samuel Santos López, se comunicó con el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, para constatar que el exmandatario se encontraba diciendo la verdad de su situación.

Hasta ayer, el Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador no había emitido ninguna postura al respecto del tema del asilo político a Funes.

No existe tampoco a la fecha una explicación de por qué se le concedió a Funes y a cuatro salvadoreños más un asilo político en cuestión de 24 horas.

El embajador de El Salvador en Nicaragua, Carlos Ascencio (ex director general de la Policía Nacional Civil), se negó a dar declaraciones a los medios de comunicación de ese país acerca del asilo que se le dio a Funes, informó ayer La Prensa de Nicaragua en su edición web.

Pero el excanciller de Nicaragua Francisco Aguirre Sacasa, en declaraciones a Efe, indicó que el asilo político a Funes le puede causar una mala imagen a Nicaragua y al mismo exmandatario. “Daniel (Ortega) está tratando de hacer un favor a (Salvador Sánchez) Cerén y a Funes, pero va a tener un costo, porque la percepción va a estar allí, que es un prófugo de la justicia”, aseguró.

El exfuncionario calificó de un “mal negocio” para Ortega el asilo político para Funes, ya que tendrá más costos que beneficios.

En El Salvador, el excanciller Óscar Santamaría opinó que el asilo que otorgó Nicaragua a Funes está fuera de todas las convenciones internacionales (lea la nota secundaria). Mientras tanto, ayer los políticos continuaban con el debate acerca de la persecución política que adujo Funes para asilarse.

¿Hay persecución política?

Los diputados de ARENA, GANA y PCN que fueron consultados ayer aseguran que desde la guerra no han existido gobiernos que persigan a las personas por sus ideas o posturas políticas.

“Hay un doble discurso por parte del FMLN en cuanto a la corrupción. Cuando se trata de casos de supuesta corrupción de personas cercanas a ellos, un expresidente, el discurso es totalmente diferente de cuando dicen perseguir la corrupción en la oposición política. No se debe confundir a la población con esos dobles discursos hipócritas”, dijo la diputada de ARENA Ana Vilma de Escobar.

Para los diputados Antonio Almendáriz, del PCN, y Guillermo Gallegos, de GANA, la actuación de Funes deja lugar a las dudas. “Queda ese sinsabor de que en un proceso de investigación él se asila. Al garantizar su seguridad y un debido proceso, él pudiera haber enfrentado la situación”, dijo Gallegos. Mientras que Almendáriz recordó que ni siquiera existe una orden de captura contra Funes por parte de la Fiscalía.

Medardo González acepta que no existe un tipo “clásico” de persecución política contra Funes, ya que no es el Gobierno quien lo persigue, pero indicó que el origen de la investigación fiscal “sí es político”.

Lee también

Comentarios