Lo más visto

Más de El Salvador

[FOTOS] El año en el que fueron asesinados hasta 35,000 indígenas en El Salvador

En 1932 se produjo el levantamiento de campesinos e indígenas, reprimidos brutalmente por el Gobierno de Maximiliano Hernández Martínez. Una gran parte de la población pipil fue exterminada. 

Enlace copiado
Ciudadanos conformando las guardias cívicas. 1932.

Ciudadanos conformando las guardias cívicas. 1932.

Enlace copiado

Este viernes se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, y con este motivo se recuerda el acontecimiento del levantamiento de 1932.

La noche del 22 de enero de 1932 fue testigo del inicio de una las masacres más grandes del siglo pasado en El Salvador. La crisis económica, en parte producida por la caída de los precios de café, y la explotación de los trabajadores campesinos e indígenas suscitaron el levantamiento de miles contra las fuerzas del Estado. 

Diversas organizaciones e instituciones estatales han hecho censos del número de personas que  fueron asesinadas por el Gobierno del general Hernández Martínez. Sin embargo, aún no existe un acuerdo unánime del número exacto. “Dependiendo de quién haga el cálculo, la cifra de víctimas de la represión oscila entre 5,000 y 35,000”, escribió el investigador Héctor Lindo en la revista Historia (enero-diciembre 2004). 

Armados de machetes y unos pocos fusiles, se levantaron en Izalco, Colón, La Libertad, Sonsonate, Ahuachapán y otros municipios de la zona central y occidental; para atacar a terratenientes, alcaldías y cuarteles de la Guardia Nacional. Así lo describen publicaciones de La Prensa Gráfica en los días posteriores al 22 de enero del fatídico 32. 

Aquí se recopilaron algunas imágenes que este acontecimiento dejó para la memoria histórica de El Salvador.  

Dos días antes del levantamiento, la Guardia Nacional capturó a un grupo de personas con cargas de explosivos. Para entonces, el Gobierno catalogaba de comunistas a los campesinos e indígenas de la rebelión. Publicación del 21 de enero de 1932.
Una de las principales razones que dio pie al levantamiento fue la crisis económica del café. Los trabajadores de las finca recibían hasta ese entonces monedas que solo podían cambiar en las tiendas de productos de cada finca. Publicación de enero de 1932.
28 de enero de 1932. Ahorcamiento de Feliciano Ama, cacique náhuat, uno de los principales líderes del levantamiento. 
Otros de los líderes del levantamiento: Francisco Sanchéz, de Juayúa, momentos antes de su ejecución. Foto de LA PRENSA/Archivo.
En La Prensa se lee que los campesinos, denominados rojos o comunistas en ese entonces, fueron derrotados en Juayúa, Izalco, Tacuba, Teotepeque, Salcoatitán, Nahuizalco y Colón. Publicación del 26 de enero de 1932.
El Gobierno, según se informó en las fechas posteriores, "dictó toda clase de medidas para conservar el orden". Foto de LA PRENSA/Archivo.
Las actas de defunciones izalqueñas no registraron la totalidad de muertos producto de este levantamiento. Solo reportaron 24 muertes como "violentas". 
Luego de los acontecimientos de enero y febrero del 1932, se ordenó asesinar a todo aquel que pareciera indígena, vistiera y hablara como tal. Foto de LA PRENSA/Archivo.
En medio de los acontecimientos sangrientos, el presidente de El Salvador de esa época: Maximiliano Hernández Martínez, fue descrito con una "serenidad implacable" y "sangre fría" para la toma de decisiones. Foto de LA PRENSA/Archivo.

Tags:

  • Levantamiento campesino
  • indígenas
  • 1932

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines