FUNDE-TI: El país reprueba en lucha contra corrupción

El país mantiene un promedio de 39 puntos sobre 100 en el ranking de Transparencia Internacional (TI). Casos de corrupción impunes abonan a mala percepción. FUNDE-TI dice que sí hay instituciones y leyes, pero no son eficientes.
Enlace copiado
FUNDE-TI: El país reprueba en lucha contra corrupción

FUNDE-TI: El país reprueba en lucha contra corrupción

FUNDE-TI: El país reprueba en lucha contra corrupción

FUNDE-TI: El país reprueba en lucha contra corrupción

Enlace copiado
El Salvador se mantiene en una situación de estancamiento en la lucha contra la corrupción, detalló ayer la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE), Capítulo de Transparencia Internacional (TI), tras presentar al público el Índice de Percepción de la Corrupción global 2015.

El Salvador obtuvo 39 puntos sobre 100 en el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) de 2015, exactamente la misma puntuación que recibió en 2014. De igual manera, durante cuatro años el promedio ha sido de 39.

Para Roberto Rubio, representante de FUNDE-TI, los números reflejan un “estancamiento” en la lucha contra la corrupción y estos se respaldan en “diferentes casos que fueron notorios en la agenda nacional durante el año 2015”. Rubio mencionó los casos de la presa El Chaparral, los negocios del expresidente del congreso Sigfrido Reyes, el ocultamiento y posterior revelación de un mal manejo de los asesores de la Asamblea Legislativa, así como los recientes sucesos sobre investigaciones y juicios contra funcionarios y exfuncionarios públicos por enriquecimiento ilícito.

“Como el índice es de percepción, hay que tomar en cuenta que el ciudadano puede tener una mala percepción porque hay actos corruptos, pero puede mejorar esa percepción cuando ve que la institucionalidad funciona. Cuando se ve que hay corrupción, pero hay mucha más institucionalidad, puede mejorar la nota. En nuestro caso, lo que hay que decir es que a pesar de que tenemos alguna institucionalidad que funciona, la percepción sobre la corrupción no cambió”, manifestó ayer Rubio.

El IPC se desarrolló en 2015 con la participación de 168 países, siete menos que en 2014, por lo que Rubio advirtió que la forma más correcta de leer el resultado del índice no es por el puesto en el ranking, sino por nota obtenida.

Los 39 puntos obtenidos por El Salvador en el IPC 2015 lo ubican a nivel mundial en la posición 72, junto a Panamá y Trinidad y Tobago. Y en cuanto a nivel continental, los 39 puntos lo posicionan en octavo puesto, abajo de Canadá (83 puntos sobre 100), Estados Unidos (76), Uruguay (74), Chile (70), Costa Rica (55), Cuba (47) y Jamaica (41).

Sin embargo, de los 168 países evaluados con el IPC, el 68 % no pudo pasar los 50 puntos sobre 100, incluido El Salvador, por lo que hay más cercanía a un Estado más corrupto que a uno que goza de más transparencia.

El representante de FUNDE-TI incluso advirtió ayer mismo que esperaba que la Secretaría de Transparencia de la Presidencia “no haga de tripas corazón” con el mal resultado del IPC para el país.

El secretario de Transparencia de la Presidencia, Marcos Rodríguez, dijo ayer que “el país ha venido avanzando y mejorando cada año en el Índice de Percepción de Corrupción. Antes de 2009 no había nada, ni siquiera con quien hablar en el Gobierno del tema de transparencia”. Y aseguró que es un error frecuente “considerar que la calificación de 6 es una frontera entre aprobado y desaprobado”. “Esto sucede por ignorancia o malicia. Transparencia Internacional nunca ha dicho que todos los que tienen menos de 6 están reprobados. Si fuera así, solo 28 países de 174 pasarían en limpio, el 78 % reprobaría el IPC”, comentó Rodríguez.

Pero Rubio reiteró que la posición en el IPC global es irrelevante, ya que el número de países participantes puede variar cada año, como sucedió en 2015.

Autoridades no castigan corrupción

Una de las valoraciones de FUNDE-TI acerca de por qué El Salvador no avanza en la lucha contra la corrupción consiste en la desidia de sus autoridades. “La justicia ha dejado mucho que desear, la Fiscalía ha dejado mucho que desear. A pesar de que ahora se conocen casos de corrupción, la percepción va en aumento”, dijo Rubio.

El director de Asesoría Legal Anticorrupción (ALAC), Roberto Burgos, añadió ayer que los casos de corrupción se han quedado en instancias mediáticas.

Instituciones como la Fiscalía, la Corte de Cuentas y el Tribunal de Ética Gubernamental no han tenido protagonismo contra la corrupción, comentó FUNDE-TI.

Pero rescató acciones de la Sala de lo Constitucional, de la Sección de Probidad y el Instituto de Acceso a la Información Pública, que fomentan la transparencia.

Lee también

Comentarios

Newsletter