FUSADES pide que se designe a un fiscal electoral sin vínculos partidarios

Rosa Evelyn Alvarado, quien actualmente funge como fiscal electoral, fue candidata a alcaldesa por el FMLN en el municipio de San Rafael Obrajuelo, La Paz. Algunos magistrados dicen ella ha hecho trabajo apegada a la ley.
Enlace copiado
FUSADES pide que se designe a un fiscal electoral sin vínculos partidarios

FUSADES pide que se designe a un fiscal electoral sin vínculos partidarios

Enlace copiado

La actual fiscal electoral, Rosa Evelyn Alvarado Osorio, fue nombrada en el 2013, casi un año después que perdió la Alcaldía de San Rafael Obrajuelo, en el departamento de La Paz. La funcionaria que es encargada de garantizar que todo el proceso electoral se realice bajo lo que las leyes establecen, perdió la comuna bajo la bandera del FMLN.

Pese a ese vínculo, el exfiscal general Luis Martínez, designó a Alvarado Osorio como fiscal electoral y dijo en su momento que ella gozaba de toda su confianza. En la actualidad, al fiscal Douglas Meléndez se le ha preguntado sobre este cargo y dijo que “evaluarían la designación”, pero magistrados del Tribunal Supremo Electoral confirman que la funcionaria sigue fungiendo como fiscal electoral.

En ese escenario surge la posición institucional del Departamento de Estudio Políticos (DEP) de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES) en el que ha pedido que se designe a un fiscal electoral sin vínculos partidarios.

“Es importante destacar que la persona que asuma el cargo de fiscal electoral no debe tener militancia partidaria y por el contrario su actuación tiene que caracterizarse por la independencia de criterios”, expresa FUSADES en el comunicado difundido ayer.

En el mismo documento, la fundación hace eco de la filiación partidaria que la actual fiscal ha tenido con el partido de Gobierno.

“La actual fiscal electoral ha militado en el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) participando como candidata a alcaldesa por el municipio de San Rafael Obrajuelo, departamento de La Paz, en las elecciones de 20126; esta situación ha sido altamente cuestionada”, aseguró FUSADES en su posición sobre la coyuntura política electoral que vive el país.

Para FUSADES el vínculo de los fiscales electorales con partidos políticos no es algo nuevo y de ahí, aseguraron, se da la importancia de cambiar con esa práctica.

“De los cinco fiscales electorales que han sido nombrados, los últimos cuatro presentan algún grado de vinculación con estructuras, dirigencias o administraciones de los partidos políticos mayoritarios”, se lee en el documento de FUSADES.

La fundación señaló que el no contar con un fiscal electoral independiente se abren espacios para el cometimiento de irregularidades en el ejercicio del cargo que pueden traer consecuencias negativas para las elecciones.

Algunos magistrados del Tribunal Supremo Electoral aseguraron que la decisión del fiscal electoral le compete exclusivamente al Fiscal General de la República (FGR).

Consultada sobre el vínculo partidario que puede existir entre Alvarado Osorio y el FMLN, y si este afecta el trabajo en la institución, la magistrada del TSE, Guadalupe Medina, dijo que hasta el momento la funcionaria ha actuado conforme a derecho.

“Ella ha estado actuando bastante bien. Prácticamente en las elecciones del 2015 tuvo un mucho trabajo y realizó un buen trabajo”, dijo la magistrada Medina.

FUSADES, sin embargo, es de la idea que desde 1995 cuando se designó al primer fiscal electoral, la figura de este funcionario no ha resultados esperados en la persecución de posibles delitos electorales.

“Desde 1995, año en el que se nombra el primer fiscal electoral, la actuación de esta unidad no ha tenido impacto alguno en la persecución de los delitos electorales”, expresó FUSADES.

Hasta el momento se desconoce si el fiscal Meléndez ratifica a Osorio Alvarado en el cargo o designará a alguien más para las elecciones del 4 de marzo.

Sin normativa especial en delito electoral

Otro de los puntos que FUSADES señaló en su comunicado es la necesidad que en el país se cuente con leyes que traten específicamente sobre delitos electorales y no solo ceñirse a lo que el Código Penal establece para estos casos.

De acuerdo con esta normativa, algunas de las causales que pueden constituir fraude electoral: votar sin tener derecho, suplantar a otro elector o votar más de una vez en la misma elección, dar dinero o especies para inducir el voto o para coartar la libertad de ejercerlo, alterar el registro electoral, sustraer o destruir material electoral, destruir o sustituir las papeletas de votación, destruir o sustraer las urnas de votación.

También, impedir la elaboración del registro electoral, el libre ejercicio del sufragio o el escrutinio de votos, coaccionar la voluntad del elector o violar el secreto del voto, y cambiar de domicilio y modificar el lugar de residencia para votar en una circunscripción distinta a la que legalmente le corresponde.

Lee también

Comentarios

Newsletter