Loading...
El Salvador Lo más leído

Fallece expresidente salvadoreño Arturo Armando Molina, a los 93 años

El fallecimiento del exmandatario fue confirmado por dirigentes del Partido de Concertación Nacional.

Enlace copiado
Fallece expresidente salvadoreño Arturo Armano Molina, a los 93 años. Archivo.

Fallece expresidente salvadoreño Arturo Armano Molina, a los 93 años. Archivo.

Enlace copiado

El expresidente salvadoreño Arturo Armando Molina falleció la madrugada de este lunes, según confirmaron miembros del Partido de Concertación Nacional (PCN). El mandatario, quien fungió durante los años 1972 a 1977, fue reconocido por llevar a cabo importantes proyectos de infraestructura. Sin embargo su gestión también se caracterizó por ser una de las más represivas, siento la masacre estudiantil, en 1975, uno de los momentos más cruentos de su presidencia.

Entre los proyectos que se realizaron en su gestión se encuentran la construcción del Aeropuerto Internacional de El Salvador, la presa hidroeléctrica Cerrón Grande. También brindó apoyo para impulsar la Televisión Educativa, proyecto que había iniciado desde la gestión de Fidel Sánchez Hernández, en 1968.

Molina llegó a la presidencia de El Salvador, a través del PCN, que en ese momento era el Partido de Concertación Nacional y se convirtió en el tercer gobernante militar que surgió de esa institución política. Su victoria, sin embargo, estuvo señalada por supuesto fraude electoral contra su entonces contrincante José Napoleón Duarte.

Su gestión, previa al período de la guerra civil, estuvo marcada por la represión hacia las distintas manifestaciones contra su gobierno. Es así como en julio de 1972 ordenó la intervención militar de la Universidad de El Salvador. Molina justificó este hecho asegurando que al interior del centro estudiantil se albergaba un centro de operaciones de grupos armados izquierdistas, dirigidos por las autoridades de la universidad.

En julio de 1975 también se ejecutó la masacre estudiantil, en la que fueron asesinados universitarios durante una protesta. La manifestación fue violentamente reprimida por el Ejército, que a punta de armas acalló a los estudiantes que en ese momento marchaban sobre la 25 Avenida Norte de San Salvador. Con anticipación, el gobierno había advertido a través de los medios de comunicación de evitar realizar la concentración o, de lo contrario, se aplicaría "todo el peso de la ley en contra de toda alteración del orden público". Policía y Guardia Nacional bloquearon el paso usando gases lacrimógenos y disparando armas de fuego, entre ellas fusiles G3.

"Los manifestantes fueron acorralados en el paso a desnivel con tanquetas que aparecieron detrás de ellos, las cuales atropellaban a los heridos, y obligaron a algunos a saltar a los niveles inferiores de dicho tramo. El número de muertos aún es desconocido, debido a que la guardia bloqueó el paso del lugar y rápidamente recogieron los cuerpos de los muertos y heridos y los tiraban en un camión y limpiaron la sangre de las calles, según observadores, con agua y jabón", describe la Universidad Tecnológica de El Salvador sobre el hecho, en un artículo sobre la masacre publicado en el archivo digital de su biblioteca.

Además, a finales de su período también fue asesinado el sacerdote jesuita Rutilio Grande (1977) y otros representantes de la iglesia católica. 

Durante su gestión, la Fuerza Armada avanzó en la creación de un sistema de búsqueda y persecución a través de un aparato de espionaje que recopiló información y divulgó en sedes policiales y cuarteles listas de nombres de objetivos políticos, entre dirigentes de izquierda, defensores de derechos humanos y políticos de oposición. Para 1979, esta información permitió la creación de una de las listas más famosas, conocida como el Libro amarillo, que recogió más de 2 mil fichas de objetivos del Estado, con nombre y fotografías de aquellos considerados como "enemigos del Estado". Figuraron en esas listas líderes de la oposición como el ex embajador en Washington Rubén Zamora, el expresidente Salvador Sánchez Cerén o el mismo Shafick Hándal, otrorara líder del FMLN (ya fallecido).

Otros de sus proyectos fueron el Ingenio Azucarero Jiboa, Aeropuerto Internacional de Comalapa y su carretera, Hotel Presidente, ampliación de la Geotérmica de Ahuachapán, construcción y relanzamiento del Instituto Nacional General Francisco Menéndez, construcción del Hospital Militar, construcción del parque Saburo Hirao y la creación del INPEP.

Un dato curioso de su período presidencial es que, en 1975 se llevó a cabo el concurso Miss Universo, del cual Molina fue el principal impulsor para que se realizara en El Salvador. La ganadora del título fue Miss Finlandia, Anne Marie Pohtamo y la candidata salvadoreña fue Carmen Elena Figueroa, quien quedó número 12 en la competición.

Expresidente Arturo Armando Molina junto a la ganadora de Miss Universo 1975, la finlandesa Anne Marie Pohtamo. Foto LPG Archivo.

Hasta el momento se desconocen las causas de su fallecimiento. El PCN, por su parte, emitió su pésame a la familia del expresidente a través de sus redes sociales.
 

Tags:

  • Arturo Armando Molina
  • PCN
  • Cerrón Grande

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines