Lo más visto

Más de El Salvador

Fallece tercer reo este mes en celdas de PNC

Según las autoridades, ocurre por causas naturales. Algunos reos lo atribuyen a una mujer de blanco que llega a las celdas en la noche.
Enlace copiado
Hay 130 reos en dos celdas con capacidad para 25 cada una. En 2016 el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, ordenó su clausura, pero no se cumplió.

Hay 130 reos en dos celdas con capacidad para 25 cada una. En 2016 el ministro de Seguridad, Mauricio Ramírez Landaverde, ordenó su clausura, pero no se cumplió.

Enlace copiado

El reo Pedro Pablo Anzora Valle, de 27 años y conocido como “Cusuco”, murió el domingo anterior por la tarde dentro de las bartolinas de la Policía Nacional Civil (PNC) del puesto de San Juan Talpa, en La Paz. Anzora es el tercer recluso que muere en esas celdas en un período de 10 días.

Según el reporte oficial, el deceso del interno sucedió aproximadamente a las 3 de la tarde. Sus compañeros de celda alertaron al personal del puesto de que uno de los reos estaba mal de salud y no respiraba, pero al sacarlo de la bartolina ya había fallecido. De acuerdo con la policía, el reo padecía de la presión y tenía los niveles de potasio altos, por lo que se presume que murió debido a causas naturales.

Anzora ingresó a esas bartolinas el 31 de mayo pasado por el delito de posesión y tenencia de droga. Estaba a la orden del Juzgado de Primera Instancia de San Pedro Masahuat.

Los decesos de los otros dos reos sucedieron el pasado 9 de junio, cuando el interno William Antonio Rodríguez Cruz murió en la madrugada dentro de las bartolinas, al parecer también por causas naturales, mientras que otro interno, de quien no se proporcionó el nombre, fue trasladado hacia el Hospital Santa Teresa, de Zacatecoluca, donde falleció.

Desde 2016 hasta la fecha han muerto 13 reos que permanecían en las celdas policiales de San Juan Talpa. En 2016 murieron siete, el año pasado tres y en lo que va de este también tres.

Lo que provoca las muertes de los internos es un misterio, ya que en ninguna otra celda policial de La Paz se reportan casos. Cuando ocurrieron los primeros decesos, aseguraron que estaban relacionados con espantos, lo que ha sido calificado por las autoridades como “alucinaciones”.

Lee también

Comentarios