Lo más visto

Falso agente de la DEA recibe pena de 12 años por extorsión

La jueza que conoció el caso únicamente lo absolvió de cargos por el segundo caso de extorsión del que la Fiscalía lo acusó.
Enlace copiado
Falso agente de la DEA recibe pena de 12 años por extorsión

Falso agente de la DEA recibe pena de 12 años por extorsión

Enlace copiado

Mensajes de WhatsApp fueron parte de la prueba que valoró la jueza del Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador para condenar ayer a Rafael Flores a 12 años de prisión. La Fiscalía General de la República (FGR) probó que él se hizo pasar por miembro de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) para extorsionar a una víctima.

Esos mensajes evidenciaron que Flores le dijo a la víctima, identificada con la clave 3343, que Dany Dalton, exagente de la DEA, tenía información de una investigación en su contra por lavado de dinero y narcotráfico. Flores le exigió $15 mil a cambio de no revelar esos datos.

La víctima identificada con la 3343 dijo en el juicio que para no dañar su imagen iba a pagar la cantidad, pero que en ese momento solo podía conseguir $8 mil. “La víctima le dijo que solo le podía dar la cantidad de $8,000, como está plasmado en las conversaciones... En la conversación del 8 de diciembre de 2016, de una forma molesta, el acusado le dijo a la víctima que no estaba en posición de exigir nada. Después le sigue insistiendo por el dinero”, recapituló la jueza.

3343 acudió a las autoridades policiales a interponer la denuncia de la extorsión. Investigadores policiales planearon una entrega controlada de dinero en un hotel capitalino, el 19 de diciembre de 2016. Ese día, la víctima le dijo a Flores que un amigo de confianza le iba entregar el dinero en el estacionamiento del hotel, cuando en realidad se trataba de un policía.

Flores le pidió a Santos Edgardo Guzmán Ayala, otro acusado, que recogiera el dinero, pero el agente encubierto le dijo que se lo debía entregar a Flores. El falso agente llegó y fue capturado.

“Este tribunal le da total credibilidad al testimonio de la víctima y a los investigadores. La víctima no vino a mentir al juicio. Los hechos ocurrieron tal como lo estableció la Fiscalía”, sentenció la jueza, que, además, absolvió de cargos a Guzmán Ayala porque no tenía conocimiento que el dinero que iba a recibir era de procedencia ilícita.

Flores fue acusado de dos casos. En el segundo, la Fiscalía sostuvo que Flores llegó a la oficina de la otra víctima acompañado de un agente de la DEA, para decirle que tenía información de que su visa estadounidense fue cancelada. Además, que ellos contaban con información de que era investigado por delitos de corrupción y que para limpiar su expediente necesitaban $90 mil, según la víctima con la clave 3361.

La jueza le dio credibilidad al testimonio de 3361, pero Flores no le exigió el dinero con amenazas. De hecho, los mensajes de WhatsApp arrojaron que siguieron con su amistad por dos años más. En este caso fue absuelto de cargos.

Lee también

Comentarios