Lo más visto

“Falta de iluminación no es el problema”

Lo afirma el alcalde Miguel Pereira sobre la oscuridad en tramo de la Panamericana a la entrada de la ciudad.
Enlace copiado
“Falta de iluminación no es el problema”

“Falta de iluminación no es el problema”

Enlace copiado

Decenas de transeúntes, motociclistas y ciclistas que a diario circulan por las noches y las madrugadas en la carretera Panamericana, a la altura del cantón Altos del Jalacatal, municipio de San Miguel, ponen en riesgo sus vidas ya que no hay alumbrado público en esa zona, convirtiéndose en potenciales víctimas de un choque o de ser arrollados.

En lo que va del año, solo en esa zona, siete personas han muerto a causa de accidentes de tránsito y varios peatones han sido arrollados, según datos de Tránsito Terrestre de la Policía Nacional Civil (PNC).

De acuerdo con el informe oficial, la mayoría de percances viales en el tramo señalado se dan debido a que la zona no está iluminada y los conductores de vehículos pesados que circulan por las noches no logran ver a los ciclistas y peatones.

“En la noche ese tramo es oscuro, ya que no hay luminarias, y las personas que salen de trabajar ya bien noche y transitan por esa zona se arriesgan a ser arrolladas por rastras. Es por eso que varios ciclistas se ponen chalecos luminosos para ser vistos por los motoristas y evitar ser atropellados”, dijo una fuente de la PNC.

Agregó que de todo el municipio de San Miguel, en el cantón El Jalacatal es donde más accidentes de tránsito ocurren en la carretera Panamericana, según los registros policiales.

“En esa zona hay algo curioso, y es que en el día se dan bastantes accidentes, pero la mayoría son con daños materiales; mientras que en los percances que se dan en la noche casi siempre hay víctimas mortales”, aseveró.

El 11 de enero pasado Edwin Antonio Castro Rodríguez, de 24 años, se conducía en su motocicleta en el kilómetro 127, en el cantón Altos del Jalacatal, cuando una rastra lo arrolló. El joven era originario del municipio de Quelepa y todos los días viajaba hacia la ciudad de San Miguel, ya que laboraba en un establecimiento de comida rápida.

Familiares de Rodríguez llegaron a la escena y manifestaron que en varias ocasiones el joven había comentado que ese tramo era peligroso, ya que los vehículos pesados iban a excesiva velocidad y le daba temor ser golpeado.

“Él contaba que le daba miedo que un camión lo sacara de la carretera y que también no se salía de la calle porque en ocasiones había personas caminando en la acera, y por lo oscuro de la calle temía atropellarlas”, contó María Paula Rodríguez.

Pero el alcalde Miguel Pereira considera que el problema no es la falta de iluminación de la carretera, sino la poca señalización, por lo que ya están trabajando con el Viceministerio de Trasporte (VMT) para colocar rótulos que indiquen tomar precaución.

“Últimamente han ocurrido bastantes accidentes por esa zona, pero el tema no es la iluminación de la carretera, si los carros tienen luces, el problema es la poca señalización, pero ya estamos viendo eso. Estamos poniéndole atención con el VMT”, afirmó.

Al preguntarle por qué ese tramo tan importante del municipio de San Miguel no ha sido iluminado, dijo: “Ya lo estamos viendo, pero eso no quiere decir que con iluminar la calle se van a eliminar (los accidentes)”.

Lee también

Comentarios