Lo más visto

Más de El Salvador

Falta de ley de aguas agudiza el problema hídrico en el país

Contaminación, desabastecimiento y escasez de los recursos hídricos no logran presionar para que diputados aceleren discusiones y avalen ley general de aguas.
Enlace copiado
Enlace copiado
La crisis de aguas contaminadas y la poca existencia del líquido potable para abastecer a toda la población salvadoreña se agrava con el tiempo, mientras que en la Asamblea Legislativa la comisión de medio ambiente y cambio climático discute a paso lento un proyecto de ley general de aguas que la Presidencia de la República propuso en marzo de 2012, casi un año atrás.

La disponibilidad actual de agua dulce o potable en el país es de 3,761 metros cúbicos por habitante por año, según un informe del Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) publicado en octubre pasado. Sin embargo, es la oferta anual “más baja de Centroamérica, precedida por Guatemala, con 8,790 metros cúbicos de agua por habitante”.

Esa oferta anual de 3,761 metros cúbicos de agua potable por habitante salvadoreño está cerca del límite de lo que se conoce como estrés hídrico, cuyo umbral es de 1,700 metros cúbicos por habitante. El estrés hídrico es la insuficiencia de agua potable debido a distintas causas, como las sequías, la reducción de los ríos, la contaminación del agua o incluso la salinización de mantos acuíferos, según lo define Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Las comunidades rurales salvadoreñas, que también han enviado un proyecto de ley de aguas propio a la Asamblea Legislativa, conocen de este problema y exigen una normativa que controle y prevenga los estragos de un estrés hídrico que, lo dicen con preocupación, El Salvador sufrirá a corto plazo si no hay controles.

La ley general de aguas propuesta por el Órgano Ejecutivo al congreso tiene en su contenido la intención de proteger los recursos hídricos del país y una distribución del agua potable de forma equitativa entre la población, como se lee en la iniciativa. Por ejemplo, si los diputados lo aprueban, el agua sería declarada como un “bien nacional de uso público, inalienable, imprescriptible e inembargable”.

El presidente de la comisión de medio ambiente, el diputado de GANA Francis Zablah, aseguró que el beneficio de la ley general de aguas es de sumo valor para la protección de los recursos hídricos del país. “Somos el país que menos agua potable tiene en Centroamérica. El 98% de nuestra agua está contaminada (según el MARN, el 90% del agua de los ríos está contaminada por vertidos sin tratamiento). Al no haber una ley en nuestro país que controle de mejor manera el uso del agua, nos vamos a quedar sin ese vital recurso”, dijo el diputado Zablah.

El legislador apuntó que la ley tiene por objetivo potenciar el derecho humano al agua, para procurar el abastecimiento nacional, además de promocionar el uso adecuado del recurso. En el contenido de la ley también se establece un régimen de autorizaciones para usos y vertidos derivados de las fábricas o del uso de pesticidas en los cultivos que desembocan en vertientes.

El MARN establece en su estudio publicado en octubre de 2012 que los ríos Acelhuate, Suquiapa y Sucio son los ríos más contaminados del país. Asimismo, ninguna agua de río en El Salvador ha sido catalogada como de calidad “excelente” entre 2006 y 2011, al utilizar como parámetro el desarrollo de vida acuática en los ríos.

El agua política

La Asamblea Legislativa tiene desde marzo de 2012 el proyecto de ley general de aguas, y a pesar de que ya casi se cumple un año y la discusión sobre la ley apenas comienza, el diputado presidente de la comisión, Francis Zablah, explicó que en los meses anteriores los legisladores llevaron a cabo foros en las zonas occidental, central, paracentral y oriental del país, para recoger aportes de todas las comunidades que pudieron participar en los foros.

Zablah dijo que el proyecto de ley en discusión, que tiene una base sobre la propuesta del Gobierno, no puede calificarse como “inconsulto”, debido a que “goza de un gran consenso entre la población que fue consultada”.

“Lo que atrasa son las posiciones de algunos partidos políticos que, ahora que ya discutimos artículo por artículo en la comisión, se pasan todo el tiempo de la reunión debatiendo sobre un punto en específico y no avanzamos. Y son los que más reclaman que no hay ley”, dijo el parlamentario.

Tags:

  • Ley de aguas
  • comisión de medio ambiente
  • Francis Zablah
  • GANA
  • Ministerio de Medioambiente
  • MARN

Lee también

Comentarios