Lo más visto

Falta de recursos incide en que mujeres regresen con agresor

ONU Mujeres y la Cooperación de Italia trabajarán un proyecto de empoderamiento económico en los países del Triángulo Norte.

Enlace copiado
Proyecto.  ONU Mujeres y la Cooperación de Italia presentaron ayer el proyecto de Empoderamiento Económico de las Mujeres en El Salvador.

Proyecto. ONU Mujeres y la Cooperación de Italia presentaron ayer el proyecto de Empoderamiento Económico de las Mujeres en El Salvador.

Enlace copiado

El poco acceso a oportunidades de desarrollo económico es un factor que incide fuertemente en que las mujeres latinoamericanas que sufren violencia dentro de la familia regresen a vivir con el agresor, pues muchas veces este es el principal proveedor, en especial para mujeres rurales.

"Hicimos un estudio en varias casas de acogida en varias capitales de América Latina y el Caribe y descubrimos que entre algunas de ellas el retorno a vivir con el agresor es de alrededor del 90 %, porque las mujeres no tienen alternativa de salida a una condición económica y tienen una carga extremadamente pesada", señaló ayer Luiza Carvalho, directora regional de ONU Mujeres para América Latina y el Caribe.

Agregó que la violencia social aumenta la violencia específica que sufre la mujer y que al mejorar las condiciones de vida y de trabajo de las mujeres incide positivamente en la reducción de la violencia.

"Y una de las soluciones que encontró Colombia, que era donde tenía una de las más altas tasas de retorno de la mujer a vivir con el agresor, fue establecer incentivos financieros a empresas públicas y privadas que generasen oportunidades de empleo prioritarias a los casos de más grave agresión", expresó.

En el caso de El Salvador, las mujeres de la zona rural son las que tienen menos acceso a servicios e información, según datos que retomaron de la última encuesta nacional sobre la violencia contra las mujeres de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC).

"Solo seis de cada 100 mujeres en el país denuncian la violencia y las mujeres rurales particularmente reportan que ellas no denuncian violencia por falta de recursos para trasladarse a los lugares donde puedan presentar denuncias", dijo Ana Elena Badilla, representante de ONU Mujeres en el país.

Estos fueron algunos aspectos considerados para desarrollar el proyecto de Empoderamiento Económico de las Mujeres en El Salvador, Guatemala y Honduras, que fue presentado ayer junto con la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) y que será coordinado desde la sede en El Salvador.

"El objetivo general del proyecto es mejorar las condiciones de vida de las mujeres rurales en los tres países de Centroamérica, en línea con las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible, particularmente en el ámbito del empoderamiento económico", dijo Badilla.

Trabajarían en las zonas de Morazán, Usulután y San Miguel, seleccionadas bajo tres criterios: la existencia de proyectos previos donde ya desarrollaron iniciativas, la existencia de organizaciones de mujeres rurales que ya están trabajando y apoyar las capacidades institucionales.

Uno de los proyectos que esperan ampliar es el modelo de Fondo Mujer, que ejecutan en alianza con Ciudad Mujer y el Banco de Desarrollo de El Salvador (BANDESAL), que otorga créditos para emprendimientos de mujeres.

El proyecto tendrá dos años de duración con un financiamiento de ¤3.5 millones. "Estamos convencidos de que invertir en el empoderamiento económico de la mujer contribuye directamente no solo a la igualdad de género, sino también al crecimiento económico inclusivo y la erradicación de la pobreza", dijo Marco Falcone, director de AICS.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines