Faltó capturar a uno de los 100 más buscados de San Miguel”

Tras un año de haber sido nombrado jefe de la delegación de San Miguel, el comisionado Gersan Pérez ha sido trasladado a la jefatura de San Vicente.
Enlace copiado
Faltó capturar a uno de los 100 más buscados de San Miguel”

Faltó capturar a uno de los 100 más buscados de San Miguel”

Enlace copiado
Con la última orden de cambio de jefaturas emitida el 14 de febrero por la Dirección General de la Policía Nacional Civil (PNC), Gersan Pérez finalizó ayer su tarea en San Miguel. Antes de dejar su oficina hizo un balance del trabajo realizado y planteó las expectativas para su próximo destino: la delegación vicentina.

¿Considera que su jefatura duró muy poco tiempo en la delegación de San Miguel?

Bueno, nosotros estamos dispuestos a irnos a donde el señor director (Howard Cotto) nos mande, así sea un año, un mes o cinco años, lo que sea. Lo importante es que la ciudadanía vea el reflejo del trabajo que se realiza y consideramos que acá, en San Miguel, ya se comienza a mejorar la percepción de la ciudadanía en cuanto al tema de seguridad. Seguiremos trabajando. Considero que me voy en el momento indicado.

Por hoy, ¿cómo evalúa la seguridad en San Miguel comparada con otros departamentos?

Muy buena. Es increíble la baja de homicidios que hubo en el primer mes de este año. Algo que ayudó bastante fue la desarticulación de grupos terroristas, el hecho de capturar a cabecillas de pandillas es darle un duro golpe a estos grupos criminales, y por lo menos el año pasado detuvimos a varios que daban órdenes de asesinar. Hubo pandilleros de los más buscados que fueron capturados y otros murieron en enfrentamientos.

¿En un año de jefatura hizo todo lo que tenía planeado en la delegación migueleña?

En un año no se alcanzó a realizar todo lo que quería, pero el hecho de llegar en el momento adecuado me llena de mucha satisfacción porque nos encontramos con una delegación que se mantuvo prácticamente en el segundo lugar de los homicidios, después de San Salvador, a lo largo de todo el año pasado, y es bueno revertir los datos de homicidios, ya que este año hemos cerrado con 23, cuando en 2015 a esta fecha iban 80. El año pasado desarticulamos pandillas que operaban casi en todo el municipio de San Miguel.

¿Cuáles fueron las estrategias que utilizó para desarticular a los grupos terroristas?

Dos cosas: antes que todo fue el éxito de las medidas extraordinarias y, segundo, el acercamiento comunitario. La PNC se acercó y se seguirá acercando a la población y también a la comunidad, lo que significa que nos ganamos la confianza de los migueleños y eso es de gran ayuda porque saben que pueden confiar en nosotros y brindarnos información. Los miembros de la Policía intercambiaron actividades con la comunidad, reforzaron la seguridad en los centros escolares, por lo que tuvimos éxito con estas estrategias.

El 8 de febrero del año pasado lo nombraron jefe de la delegación de San Miguel. ¿Se enfocó en algún tema específico?

Sabía que tenía un reto grande y es el hecho de cómo estaba San Miguel, y sí, me enfoqué en reunirme con los miembros de la PNC y hacerles ver lo importante que era unirnos y capturar a pandilleros que andaban haciendo de las suyas. Asimismo, decomisar armas, drogas. Sabemos que incautando un arma ilegal estamos evitando que haya homicidios, así como encontrar droga. En gran parte del municipio de San Miguel opera una sola pandilla y son quienes venden droga, es por eso que decomisábamos y con la misma capturábamos.

¿En algún momento incentivó a los elementos de la corporación que se encuentran destacados en la delegación?

Yo digo que sí. Una de las cosas que hice para que los miembros destacados en esta delegación se sintieran bien e incluyeran a sus familias fue hacerles un día de campo. Todos nos reunimos con nuestras familias en un centro turístico. El punto es que sus hijos y esposas y esposos se sintieran parte de la PNC, y por supuesto que ellos (agentes) sintieran que se les toma en cuenta, que no solo están para trabajar y trabajar, sino también necesitaban ser incentivados.

Durante su cargo de jefatura en la delegación migueleña, ¿qué cree que le hizo faltar hacer?

Quizá capturar a uno de los 100 más buscados que sabemos que se encuentra en el departamento. Prácticamente él faltó, pero espero que caiga este año. Y lo otro sería ver qué se hace en la base KOBAN. Ya nos reunimos con la gente de JICA (agencia de Japón), que nos ha dado un gran apoyo para llevar a cabo la Policía Comunitaria, lo que continúa ya será con la nueva jefatura.

¿Cree que el nuevo jefe policial continuará haciendo el trabajo para obtener buenos resultados?

Esperamos que sí. La referencia que tenemos del oficial Arévalo es que es el mejor de la Policía Nacional Civil, y eso ya habla mucho en el sentido que el trabajo será igual o mejor que ahorita.

¿Qué estrategias piensa implementar para combatir la delincuencia en San Vicente?

Primero que nada, pienso seguir trabajando, dando instrucción, articular lo que sea necesario para que la Policía se posicione en el tema de Policía Comunitaria, y sobre todo le dé respuesta a la criminalidad. La criminalidad se ve más que todo reflejada en mara o pandilla, que se han fortalecido, y en eso me voy a enfocar.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter