Lo más visto

Familia restaura un vehículo clásico que ha guardado 43 años

El De Soto de 1955 cuenta con su tarjeta de circulación actualizada y la familia Paredes sostiene que el carro está en buena condición. Decenas de curiosos llegan a verlo.
Enlace copiado
Familia restaura un vehículo clásico que ha guardado  43 años

Familia restaura un vehículo clásico que ha guardado 43 años

Familia restaura un vehículo clásico que ha guardado  43 años

Familia restaura un vehículo clásico que ha guardado 43 años

Enlace copiado
Dicen que “las cosas viejas saben mejor” y bajo ese pensamiento la familia Paredes, residente en San Antonio del Monte (Sonsonate), guarda y conserva como un tesoro un carro clásico de 1955 que fue adquirido en 1972 y desde esa fecha fue usado como transporte familiar y sigue circulando en buenas condiciones.

Se trata de un automóvil De Soto, marca de Estados Unidos que comenzó a ser fabricado en 1928 y su última versión fue sacada al mercado en 1960.

De acuerdo con la empresa, fundada por Walter Chrysler, de estos se vendieron más de dos millones de unidades en el mundo.

Uno de esos vehículos llegó a El Salvador y específicamente a las manos de un médico dentista sonsonateco, de apellido Carías, a quien Ricardo Paredes le compró el carro en 1972 y desde esa fecha (hace 43 años) su familia lo ha guardado como un tesoro.

El jefe de la familia Paredes murió hace unos cinco años y su esposa, Dora Alicia Escobar viuda de Paredes, recuerda que el carro fue una novedad cuando lo adquirieron y sirvió para llevar de un lado a otro a todos los miembros de la familia.

“Recuerdo que junto a mi esposo íbamos dos veces al año a Guatemala, cabían unas siete personas, no nos perdíamos ir a ese país en Semana Santa y en las vacaciones de agosto”, recuerda Dora Alicia.

Su nieta Karla Paredes, quien tiene 20 años de edad, recuerda cómo su abuelo la paseó en el vehículo clásico cuando ella estaba pequeña. “Me llevaba a (la ciudad de) Sonsonate y yo era muy feliz”, rememoró.

Dora Alicia afirma que el carro nunca les dio problemas mecánicos, porque su esposo siempre le daba mantenimiento y siempre encontraron repuestos en el país, aunque en algunas ocasiones mandaron a traerlos al extranjero.

A pesar de su antigüedad, el automotor actualmente arranca y avanza con normalidad y la familia Paredes lo conserva como algo invaluable y como un recuerdo de hijos, nietos, bisnietos y tataranietos.

La descendencia Paredes sigue la línea de su padre de profesión mecánico y con la intención de dar más vida y vistosidad a un clásico han comenzado a mejorar su estética con una nueva repintada y con los colores originales beige y azul.

Tags:

  • sonsonate
  • clásico

Lee también

Comentarios