Familiares de niños que arrastró correntada concilian con taxista

Logró llegar a un acuerdo con los responsables de los menores y el juzgado segundo de Paz de San Miguel le fijó en $6, 000 la cuota de conciliación.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los familiares de los tres niños que murieron el 21 de octubre en San Miguel, luego que fueran arrastrados por una corriente de agua a un tragante, en el final de la 8ª calle poniente, conciliaron  con el taxista que los conducía hacia su casa cuando sucedió el percance.
 
Luis Ezequiel Amaya, quien era el taxista que llevaba los niños y otras familiares de éstos hacia la colonia Pacífica, un día lluvioso, logró llegar a un acuerdo con los responsables de los menores y el juzgado segundo de Paz de San Miguel le fijó en $6, 000 la cuota de conciliación.
 
De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR), Amaya fue acusado de homicidio culposo y podía conciliar con los familiares, pero éstos no habían cedido, hasta esta semana.
 
“Como garantía del pago que éste debe dar a los familiares hipotecó una propiedad y con ello quedó establecido el compromiso del taxista a pagarles” dijo el jefe fiscal.
 
Luis Ezequiel Amaya, era el conductor del taxi donde viajan los niños José Ricardo y Wendy Stefany Girón Portillo, así como Doris Aracely Portillo, quienes se conducían desde el mercado junto a Juana Beatriz Portillo (madre de Doris) hacia Ciudad Pacífica, bajo una intensa lluvia.
 
Amaya se supone tomó la decisión de tomar la 8ª calle poniente, donde una correntada arrastró el vehículo y luego a los niños que decidieron salirse.
 
Los cuerpos de los menores fueron encontrados, uno al siguiente día y los otros dos, tres días después de la búsqueda.

Tags:

  • taxista
  • niños
  • correntada
  • juzgado
  • fiscalia

Lee también

Comentarios

Newsletter