Lo más visto

Más de El Salvador

Familias amplían sus opciones de alimento seguro

Algunos de sus productos son comprados por entidades del Gobierno y constantemente se capacitan para mejorar los procesos y ampliar mercado.
Enlace copiado
Fuente de comida.  La familia Vázquez es una de las residentes en zonas rurales que aprendieron a asegurarse el alimento.

Fuente de comida. La familia Vázquez es una de las residentes en zonas rurales que aprendieron a asegurarse el alimento.

Otra área productiva.  Don Salomé acepta que a pesar de haber sido escogido por su capacidad de liderazgo para coordinar un grupo de familias, su visión nunca fue más allá de cosechar frijol, maíz, verduras y aprender a producir aves.

Otra área productiva. Don Salomé acepta que a pesar de haber sido escogido por su capacidad de liderazgo para coordinar un grupo de familias, su visión nunca fue más allá de cosechar frijol, maíz, verduras y aprender a producir aves.

Familias amplían sus opciones de alimento seguro

Familias amplían sus opciones de alimento seguro

Enlace copiado
El deseo de aprender y mejorar su calidad de vida ha motivado a muchos pobladores del municipio de Semsembra (Morazán) a buscar opciones que les faciliten su desarrollo. El suelo pedregoso y agreste no ha sido obstáculo para quienes se las han ingeniado, volviéndolo productivo con huertos y aves para alimentar a sus familias.

Salomé Vázquez Benítez, de 57 años, y su esposa, Jesús de Vásquez, se dedican a la crianza de aves de corral junto con seis personas que son parte de una cooperativa que comercializa en la localidad y en diferentes departamentos del país.

Han logrado venderle al Centro Nacional de Tecnología Agropecuaria y Forestal (CENTA), para que las gallinas reproductoras lleguen a otras familias. Además, Salomé asegura que gracias al apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha podido vender grandes cantidades de aves en la zona occidental.

“Como somos una cooperativa, y gracias a la FAO, entramos en una licitación para ver si ganamos y podemos vender los pollos. Luego vienen a ver el producto y ahí deciden si nos compran”, contó.

La familia Vázquez es conocida en sectores de Sensembra como trabajadora, que a diario se gana el pan ya sea vendiendo las aves o en un molino que tiene en los terrenos de su vivienda.

La esposa de don Salomé y sus tres hijos se levantan a las 5 de la mañana a realizar los trabajos del hogar, luego los dos mayores van a la escuela y el menor, conocido como Salomecito, se queda ayudando a sus padres con la alimentación de las aves. 

Don Salomé cuenta que en 2012 inició con la producción de aves, bajo una gran incertidumbre ya que no sabía si el negocio iba a ser rentable. En ese tiempo había escasez de producción de aves en Semsembra y un proyecto de seguridad alimentaria auspiciado por la FAO lo motivó a ser emprendedor.

Luego en 2014 salió un programa de compra de aves hasta de seis semanas de nacidas, fue ahí donde apostó más por la avicultura; meses después comenzó a vender en grandes cantidades.

Un total de 340 huevos coloca cada mes en la bandeja de la incubadora, luego está pendiente de regular el termómetro y después de 29 días, cuando las aves han salido del cascarón del huevo, las llevan a un corral.

Tags:

  • Morazán
  • Sensembra
  • huertos
  • aves
  • FAO

Lee también

Comentarios