Familias buscan a tres desaparecidos en 2011

Los casos han sido frecuentes en San Luis La Herradura en los últimos años, principalmente de hombres. Residentes aseguran que habría otros siete casos.
Enlace copiado
Problemáticos.  En este lugar fue atacada la pareja. La policía maneja como principal hipótesis algún problema personal. Descartaron que pertenecieran a pandillas.

Problemáticos. En este lugar fue atacada la pareja. La policía maneja como principal hipótesis algún problema personal. Descartaron que pertenecieran a pandillas.

Familias buscan a tres desaparecidos en 2011

Familias buscan a tres desaparecidos en 2011

Enlace copiado
A las 9 de la noche del 31 de mayo de 2011 el celular de Luis Enrique Osorto Azúcar, entonces de 22 años de edad, sonó; momentos después salió de su vivienda ubicada en uno de los barrios de la villa San Luis La Herradura (La Paz) y no regresó.

Hasta ahora su familia desconoce quién le llamó y qué le dijeron; solo saben que Luis Enrique desapareció esa noche sin dejar rastro y desde entonces sus vidas cambiaron.

Los parientes aseguran que lo han buscado en hospitales, delegaciones policiales y hasta en cañales y terrenos de los alrededores de San Luis La Herradura, donde les han dicho que puede estar enterrado, sin éxito.

“Él hacía sus trabajos de manualidades, le ayudaba a quien podía, no era pandillero, nosotros lo sabemos, por eso no nos imaginamos por qué se lo habrán llevado”, expresó una familiar de Osorto Azúcar.

Cinco días después de esto, el 5 de junio de 2011, desaparecieron otros dos jóvenes de la misma localidad: José Mario Castillo, de 20 años, y su amigo Jorge Aldalberto Guillén Meléndez, de 21 años.

Una familiar aseguró que lo último que supieron de ellos es que ambos caminaban cerca de la carretera de entrada a la villa, cuando fueron abordados por varios hombres. “Dicen que eran pandilleros los que los agarraron y que se los llevaron. Solo eso me contaron, no tengo ni idea de por qué me lo desaparecieron. Él (José Mario) era buen muchacho y trabajador, no hay una noche que no lo sueñe y le pida a Dios encontrarlo”, afirmó una pariente de Castillo.

Según habitantes de San Luis La Herradura, estos no son los únicos desaparecidos en el municipio, ya que solo en el área urbana de la villa habría siete jóvenes más que no son vistos desde 2011.

Algunas familias afirman que interpusieron la denuncia ante la Policía Nacional Civil (PNC), pero nunca han recibido información sobre el paradero de los jóvenes.

Desde que supieron que en el lugar conocido como Bordo El Mangoyano (en medio del estero Jaltepeque), ubicada a unos 10 minutos en lancha del muelle de San Luis La Herradura, la policía había descubierto un cementerio clandestino, la mayoría de parientes de los jóvenes desaparecidos han revivido las esperanzas de hallarlos, aunque sea sus osamentas.

El pasado 6 de marzo familiares de cinco hombres desaparecidos en ese municipio llegaron hasta el muelle para recibir noticias sobre las identidades de las víctimas enterradas en el Bordo El Mangoyano. Ese día, personal de la Unidad Antipandillas de la Policía y el criminólogo forense de la Fiscalía, Israel Ticas, extrajeron de dos tumbas clandestinas del sitio las osamentas de dos hombres.

Todavía no se ha confirmado si alguna de estas osamentas podría ser la de uno de los jóvenes buscados por las familias que llegaron al muelle. Se cree que en el lugar se hicieron más enterramientos ilegales, hasta unos 13, según la policía, pero por ahora no han sido recuperados más cadáveres.

Las autoridades informaron que desde el 6 de marzo el equipo a cargo del procedimiento ha visitado una vez más el Bordo El Mangoyano, pero no encontró más cadáveres.

Las familias de los desaparecidos dicen estar seguras que los restos de sus esposos, hijos, sobrinos y nietos están ahí, por lo que solicitaron a la Policía y la Fiscalía que recuperen todos.

Tags:

  • San Luis La Herradura
  • desaparecidos

Lee también

Comentarios

Newsletter