Lo más visto

Familias desplazadas regresan a El Castaño

Autoridades de Seguridad se comprometieron a garantizar vigilancia en la comunidad. Afectados dijeron que todavía sienten temor.
Enlace copiado
Sus cosas.  Las familias se llevaron los plásticos con los que habían improvisado habitaciones en el refugio municipal. La alcaldía les proporcionó transporte para llevar sus cosas de regreso a El Castaño.

Sus cosas. Las familias se llevaron los plásticos con los que habían improvisado habitaciones en el refugio municipal. La alcaldía les proporcionó transporte para llevar sus cosas de regreso a El Castaño.

Traslado.  Soldados, socorristas y policías escoltaron a las familias que ayer abandonaron el refugio.

Traslado. Soldados, socorristas y policías escoltaron a las familias que ayer abandonaron el refugio.

De regreso.  Las familias, aún con temor, han regresado a El Castaño por el cierre del refugio municipal.

De regreso. Las familias, aún con temor, han regresado a El Castaño por el cierre del refugio municipal.

Familias desplazadas regresan a El Castaño

Familias desplazadas regresan a El Castaño

Enlace copiado
Escoltadas por cuerpos de socorro, las familias que permanecían en el refugio instalado en el Centro Cultural Maya, en el centro de Caluco, Sonsonate, regresaron a sus viviendas en el cantón El Castaño, de donde tuvieron que salir hace varias semanas por amenazas de pandillas.

El éxodo inició a mediados de septiembre, cuando varias familias comenzaron a abandonar sus vivienda buscando resguardar su vida en otros lugares. Algunos acudieron a familiares para refugiarse o alquilar vivienda en otro lugar, pero más de 20 familias no tenían a dónde ir, por lo que las autoridades locales instalaron el refugio.

La estadía obligada terminó ayer para las seis familias que aún permanecían en el refugio, después de que las autoridades municipales decidieron clausurarlo, alegando que ya la situación en el cantón estaba controlada por las autoridades de Seguridad.

Antes de esto, otras 17 familias que estaban en el refugio ya habían abandonado el lugar para regresar al cantón o bien para ubicarse en otros lugares donde encontraron un espacio para instalarse.

De acuerdo con registros de la comuna de Caluco y la Policía Nacional Civil (PNC), en El Castaño residían aproximadamente 62 familias, de las cuales solamente una treintena, incluyendo las que regresaron ayer, permanecen en el lugar. Durante la desinstalación del refugio, la alcaldía entregó víveres. Los desplazados también se llevaron consigo algunos insumos con los que habían levantado el refugio: plástico, colchonetas y otros artículos.

La alcaldía también proveyó el transporte para que los refugiados trasladaran sus pertenencias hacia sus viviendas en el cantón, donde agentes de la PNC y elementos del ejército estaban vigilantes del traslado, con patrullajes en vehículos y a pie.

Algunas de las personas que regresaron al cantón no ocultaron el temor ante la decisión del cierre del albergue, pese a los ofrecimientos de las autoridades de garantizar la seguridad en el lugar. Los afectados señalan que aún tienen temor, pese a que la PNC ya capturó a los miembros de la estructura que los amenazaron, quienes están bajo prisión preventiva.

LA PRENSA GRÁFICA constató que al menos cuatro patrullas policiales abandonaron el cantón una vez que las familias ya habían bajado sus pertenencias. La PNC ha sostenido, desde el inicio del desplazamiento, que va a reforzar la presencia policial en la zona y a garantizar la seguridad de los habitantes.

El éxodo de las familias afectó al centro escolar del cantón, cuya comunidad estudiantil bajó hasta en un 75 % debido a las amenazas. De los 80 estudiantes matriculados, hubo días en que solo llegaron 20, pero esta semana asistieron 50. Las autoridades proyectan que la próxima semana todo vuelva a la normalidad en el centro educativo.

Tags:

  • desplazados
  • desplazamientos
  • familias
  • Caluco
  • refugio

Lee también

Comentarios