Lo más visto

Familias huyeron de cantón por pandilla 

En la comunidad se observan unas 35 casas abandonadas. Hay zozobra en el lugar. 
Enlace copiado
Familias huyeron de cantón por pandilla 

Familias huyeron de cantón por pandilla 

Familias huyeron de cantón por pandilla 

Familias huyeron de cantón por pandilla 

Versión de la Policía.  “Las casas viejas que están abandonadas allí, es porque los dueños han construido casas mejores en otros lugares”.

Versión de la Policía. “Las casas viejas que están abandonadas allí, es porque los dueños han construido casas mejores en otros lugares”.

Enlace copiado
“Era un cantón con mucha armonía, la fiesta patronal era alegre y cuando hacíamos reuniones del caserío era barbaridad de gente la que llegaba”. Así describe a su comunidad, un hombre que tiene más de 60 años de vivir en el cantón El Tránsito, de Bolívar (La Unión). Pero mientras él sigue narrando hay un silencio, agacha la cabeza y agrega “pero todo eso se perdió, ahora es diferente”. 

Esa diferencia puede observarse en que en el cantón hay 35 casas abandonadas, en los corredores de algunas aún se puede comprobar que estuvieron habitadas, pues han quedado muebles, sillas y ropa regadas, que quizás sus ocupantes no alcanzaron a llevarse. Ciertas habitaciones están cercadas, y los portones con cadenas y candados, quizás para tratar de mantenerlas “seguras”. 

Este cantón es uno más de las comunidades a escala nacional en donde las pandillas ejercen el control. El cantón El Tránsito limita con el cantón El Llano, del municipio de Yucuaiquín, donde nació, creció y se fortaleció una estructura de pandillas, según lo reconoce la misma Policía. Pero ahora mantiene en jaque a varias comunidades cercanas y El Tránsito es el que más ha sufrido el embate. 

Quienes aún se han quedado en sus propiedades relatan que las otras familias huyeron porque los pandilleros del cantón El Llano llegaban a hurtar en las casas, les robaban en la calle, extorsionaban a quienes recibían remesas y algunos fueron amenazados a muerte por no ceder a las exigencias.

“Claro que uno no se siente bien con esos muchachos aquí”, comentó una de las personas que aún vive en el cantón, pero que al hablar del tema mira hacia todos lados, para asegurarse que nadie escuche. 

El hecho delincuencial más reciente en esta comunidad ocurrió hace tres meses: los pandilleros le registraron toda la casa a una familia, golpearon a una embarazada, quien tuvo que dar a luz prematuramente, porque su estado se complicó. 

Ese mismo día, toda la familia optó por marcharse. Es el único caso que ha sido documentado y registrado por la Policía en esa comunidad. “Le exigieron al dueño de la casa que entregara las armas, incluso hasta le quemaron el dinero, no era el objetivo robarle, sino que querían las armas; como ellos a través de eso se fortalecen”, explicó un policía.
 

Tags:

  • La Unión
  • Bolívar
  • familias
  • abandono
  • pandillas

Lee también

Comentarios