Lo más visto

Más de El Salvador

Familias lamentan tardanza al procesar casos de feminicidio

Condenas contra acusados de este delito se han impuesto más de un año después de haber sucedido los hechos. FGR dice que la causa es acumulación de casos en juzgados.

Enlace copiado
Condenas. De todos los casos de feminicidio registrados en Santa Ana en 2018, solo dos han llegado a la fase de sentencia, y  los feminicidas condenados.

Condenas. De todos los casos de feminicidio registrados en Santa Ana en 2018, solo dos han llegado a la fase de sentencia, y los feminicidas condenados.

Enlace copiado

A pesar de la existencia de suficientes pruebas que demuestran la participación de los agresores en casos de feminicidios registrados en Santa Ana, las familias de las víctimas han esperado más de un año para ver las primeras condenas y algunas siguen esperando, ya que varios casos aún continúan en proceso judicial.

De los casos de feminicidio, ocurridos en 2018, que lleva la Unidad de Atención Especializada para las Mujeres de la oficina de la Fiscalía General de la República (FGR) en Santa Ana, solo dos han llegado a juicio. Se trata de los casos de Rosa María Bonilla Vega y Katherine Cárcamo, registrados en enero y abril del 2017, respectivamente, por los cuales se impusieron condenas de 50 y 35 años de prisión para sus feminicidas. En el caso de Bonilla Vega, en marzo pasado, Dennys Edenilson Suárez Mejía, su compañero de vida, fue condenado a una pena de 50 años de prisión, pena máxima por este delito.

Condenas. De todos los casos de feminicidio registrados en Santa Ana en 2018, solo dos han llegado a la fase de sentencia, y los feminicidas condenados.

Mientras que en el caso del feminicio de Cárcamo, el 8 de noviembre pasado, este mismo tribunal condenó a 35 años de prisión a Bryan Alexis Arévalo, quien también era compañero de vida de la víctima.

Ambas penas fueron impuestas por el Juzgado Especializado de Sentencia para una Vida Libre de Violencia y Discriminación para las mujeres.

Pero la condena de Arévalo dejó con un sabor agridulce en la familia de Katherine, ya que no se le impusiera la pena máxima al agresor. También resienten la falta de acompañamiento del Estado para con los familiares de la víctima, como su madre y hermana.

Angélica Cárcamo, prima de la víctima y presidenta de la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES), señala que a pesar de las suficientes pruebas contra el imputado, el caso tardó más de dos años en resolverse y que durante todo este tiempo ni la madre y hermana de Katherine ha recibido algún tratamiento psicológico.

Mientras que la jefa de la unidad que ve estos casos en la oficina fiscal de Santa Ana, Sandra Morán, señaló que los atrasos en esta clase de delitos se debe a la saturación de procesos en dicho juzgado.

Tags:

  • SantaAna.feminicidios
  • tardanza

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines