Loading...

Familias se toman calles de Mariona por información

Cada día que pasa del régimen de excepción las personas abarrotan en mayor cantidad la entrada principal del centro penal. Vigilan y esperan que los reos sean liberados.

Enlace copiado
Desesperación. Cientos de personas han permanecido semanas afuera de Mariona a la espera de que su detenido sea liberado.

Desesperación. Cientos de personas han permanecido semanas afuera de Mariona a la espera de que su detenido sea liberado.

Enlace copiado

Miles de familiares de personas detenidas durante el régimen de excepción se tomaron ayer las calles aledañas al Centro Penitenciario La Esperanza, conocido como Mariona, ante la falta de información sobre la liberación de los privados de libertad.

Las personas se han instalado día y noche sobre la calle principal que conduce al centro penitenciario. Algunas permanecen en tiendas de campaña, otras han trasladado colchonetas para ubicarlas sobre algunas aceras y hay otros que duermen sobre el suelo mientras esperan.

Desde el inicio del régimen de excepción la información de parte de las autoridades de Centros Penales ha sido escasa y las denuncias de las familias están sustentadas en este hecho.

Las interrogantes más frecuentes de las personas que permanecen al acecho afuera de Mariona giran en torno a la ubicación de su familiar detenido. Algunas familias no saben ni siquiera en qué lugar se encuentran los capturados, tampoco si ya les realizaron la audiencia inicial y la más común es si será liberado.

La situación comenzó a empeorar luego de que las familias conocieran que iban a liberar a personas y comenzaran a circular, incluso, algunos horarios en los que realizarían estas acciones.

Desde entonces la mayoría que llegan a pedir información deciden quedarse durante las noches ante la posibilidad que los reos sean liberados.

Este es el caso de Soledad Solís Guillen, madre de Roberto Alexander Méndez Solís, de 33 años, capturado el 7 de abril de 2022 en San Ignacio, Chalatenango.

Ella permanece fuera de Mariona junto a la esposa de Roberto, Elva Damaris Vásquez, a la espera de que sea puesto en libertad. Esto pese a que el abogado asignado les informó recientemente que Roberto debía permanecer como mínimo cuatro meses más en prisión, como resultado de la audiencia inicial.

"Mi hijo no tiene tatuajes, por eso vengo a ver si lo dejan libre porque no tiene vínculos con pandillas y nunca había estado detenido", comentó Soledad entre lágrimas, además de relatar que Roberto recibe tratamiento psiquiátrico.

Al igual que la esposa de Roberto, cientos de mujeres permanecen vigilantes afuera de Mariona, algunas cargando a sus hijos o buscando quién se los cuide.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 107 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines