Familias se van de La Joya por temor

Es el segundo caso este año. La semana pasada ocurrió lo mismo en el cantón El Llano, en San Luis La Herradura.
Enlace copiado
Familias se van de La Joya por temor

Familias se van de La Joya por temor

Enlace copiado
Al menos 10 familias del caserío La Joya en el cantón El Callejón del municipio de Zacatecoluca (La Paz) han abandonado sus viviendas desde el sábado anterior por la tarde, debido al temor de que pandilleros atenten contra sus vidas.

El calvario de estas familias comenzó el pasado viernes en la mañana con el homicidio de María Magdalena Martínez Cruz, de 38 años, quien vivía en la lotificación Los Amates, del mismo cantón. Recibió 28 impactos de bala cuando estaba en el patio de su casa.

La víctima, según los lugareños, fue asesinada por vivir en territorio donde tiene presencia un grupo contrario, de la misma pandilla, al que opera en el cantón El Espino, donde residía antes.

Un día después, el sábado al mediodía, en el caserío La Joya fue ultimado José Saúl Chávez Martínez, de 34 años, un panadero de quien los residentes del sector dijeron era “una persona honrada y trabajadora”. Su crimen, afirmaron, está ligado a que su cuñado es miembro del grupo delincuencial de La Joya.

“Los de El Espino están viniendo a matar gente aquí, gente honrada, solo para provocar a los de este lado. Tenemos miedo que se ponga peor la guerra y maten a más gente del cantón, por eso todos no estamos saliendo (de las casas)”, manifestó un vecino.

Los residentes comenzaron a dejar sus casas apenas horas después del homicidio del panadero, y ayer más familias continuaban desalojando. Los primeros en irse fueron los habitantes de las casas más alejadas del caserío, en el sector donde residía el panadero. La prisa por abandonar sus viviendas se evidencia en que algunas familias han dejado muchas de sus pertenencias.

“Por el mismo miedo la gente se salió rápido y solo sacó alguna ropa. Casi todos han dejado sus cositas ahí, pero hay otros que sí ya se llevaron todo. Tenemos miedo, esto dentro de poco va a quedar solo”, sostuvo un lugareño.

Según las familias, en un primer momento pensaron pedir a la Policía Nacional Civil (PNC) y a la Fuerza Armada que destacara en el sector un Grupo Conjunto de Apoyo a la Comunidad (GCAP); pero desistieron, debido a que la presencia de este personal no es permanente y temen que de hacerlo los pandilleros tomen represalias contra ellos.

“La policía viene solo unos días y después vamos a volver a quedar desprotegidos, por eso lo que decidimos fue mejor salirnos”, afirmó el poblador.

El jefe de la delegación policial de Zacatecoluca, Omar Joachim, dijo que había sido notificado de la salida de las familias del caserío, por lo que envió a una patrulla de agentes a verificar y que le informaron que solo una se había retirado.

Pero indicó que verificaría personalmente la situación ayer mismo, para conocer de primera mano lo sucedido.

Frente a su familia

A Chávez Martínez lo asesinaron, según testigos, ocho pandilleros que llegaron por la parte trasera de la vivienda, siendo observados antes por residentes que lo alertaron para que cerrara la puerta.

“Los hombres (homicidas) quitaron unas tejas del techo y por ahí metieron un fusil y le decían al muchacho que abriera la puerta, que si no iban a aventar una granada adentro para matar a los niños y a su esposa”, narraron.

Ante la amenaza, el joven padre decidió abrir la puerta; los sujetos lo interrogaron sobre si tenía familiares pandilleros, a lo que él respondió que no.

Su cadáver quedó tendido en un pequeño cuarto que hacía las veces de sala y dormitorio de la casa. Fue asesinado frente a su esposa y sus pequeños hijos. Según la policía, los asesinos utilizaron un fusil, arma corta y arma blanca, como en el caso de Martínez Cruz.

Tags:

  • zacatecoluca
  • desalojo

Lee también

Comentarios

Newsletter