Lo más visto

Federaciones deportivas bajo control público

Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) dice que las federaciones u ONG que reciben fondos públicos deben divulgar información. El caso sienta precedente para abrir archivos de FESFUT.

Enlace copiado
Orden. El Instituto de Acceso a la Información Pública ordenó a FESATIRO entregar la documentación requerida. Puso plazos estrictos.

Orden. El Instituto de Acceso a la Información Pública ordenó a FESATIRO entregar la documentación requerida. Puso plazos estrictos.

Enlace copiado

Las federaciones deportivas, así como las sociedades de economía mixta, están obligadas a brindar información, según establece un fallo del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP). El fallo coronó una apelación presentada por El Gráfico, el periódico deportivo de Grupo Dutriz, ante la negativa de la Federación Salvadoreña de Tiro (FESATIRO) y del Instituto Nacional de los Deportes (INDES) a brindar copias de sus actas de junta directiva y el inventario de sus armas.

El Gráfico solicitó esta información el 28 de julio de este año, a través del INDES, amparado en los artículos 7 y 67 de la Ley de Acceso a la Información Pública (LAIP).

El primero establece: “También están obligadas (a cumplir la LAIP) las sociedades de economía mixta y las personas naturales y jurídicas que manejen recursos o información pública”, mientras que el segundo determina: “Las solicitudes de información en las sociedades de economía mixta y las personas privadas, naturales o jurídicas, obligadas por esta ley se tramitarán ante el oficial de Información del ente público al que corresponda su vigilancia o con el que se vinculen”. En este caso, la FESATIRO está registrada ante el INDES, y a este le corresponde su vigilancia.

Pese a lo anterior, el 14 de agosto del presente año, la Oficina de Información y Respuesta (OIR) del INDES se negó a entregar las actas y el inventario de armas aduciendo que el artículo 44 de la Ley General de los Deportes establece: “Las federaciones (en este caso la FESATIRO) no son un ente obligado al cumplimiento de la LAIP, pues esta legislación establece que no son parte de la administración pública”.

El Gráfico inició entonces un proceso de apelación ante el IAIP el 20 de agosto y demostró que la FESATIRO, como el resto de federaciones afiliadas al INDES, recibe anualmente un presupuesto que proviene del erario público. La FESATIRO recibió $175,000 para su funcionamiento en 2015.

En una audiencia celebrada el 14 de octubre, la representación legal del INDES mantuvo su negativa a entregar la información. El presidente del instituto, Jorge Pérez Quezada, insistió en un escrito enviado el 1.º de septiembre al IAIP que a las federaciones “no se les puede someter al cumplimiento de la LAIP”. Además, adujo que el inventario de armas de la FESATIRO era “confidencial” y no se podía hacer público por temor a que “podría llegar a manos de personas inescrupulosas y atentaría contra la seguridad del país”, pese a que se trata de armamento de uso deportivo.

Después de analizar la respuesta de la OIR y los alegatos de este medio de comunicación, el IAIP decidió revocar la negativa de información del INDES y ordenó la entrega de la información antes expuesta en el plazo de tres días hábiles a partir del miércoles, bajo pena de iniciar un proceso administrativo sancionatorio, con base en el literal C del artículo 76 de la LAIP.

La resolución

Para fundamentar su resolución, el IAIP solicitó a la FESATIRO, a través del INDES, un informe donde detallara en qué ocupa, administra o invierte los fondos públicos que se le trasladan, recibiendo como respuesta que esta institución los reparte en “pago de salarios de personal administrativo, pago de contribuciones patronales al ISSS y AFP, adquisición de bienes y servicios, materiales de papelería y oficina, servicio de correo y telefonía, mantenimiento y reparación de infraestructura, servicios técnicos y profesionales de contaduría y auditoría, seguros y gastos financieros, financiación de fogueos nacionales e internacionales, estímulos a atletas y pago de membresías”.

El IAIP consideró, por lo tanto, que aunque la FESATIRO está inscrita como Organización No Gubernamental (ONG), el hecho de recibir fondos del erario la convierte en un ente obligado a la LAIP y estableció que las actas de su junta directiva son información de carácter público, puesto que “la información administrativa generada por la FESATIRO se costea con empleados cuyo salario proviene de los fondos públicos. A la vez, el material y el equipo que se utilizan para generar dicha información también son costeados con fondos del erario público”.

En cuanto al inventario de armas, los comisionados del IAIP solicitaron a la FESATIRO el 19 de octubre un informe sobre su armamento como prueba para tomar una decisión en el caso. Según la resolución, a través de él “se corroboró que las armas que aparecen en dicho inventario han sido adquiridas con fondos públicos, y por lo tanto el inventario solicitado es información pública”. 

El IAIP además aclara que en el informe que envió la FESATIRO “hay ciertas armas que no cuentan con registro alguno del fondo que permitió la compra de las mismas”, y que con base en el artículo 5 de la LAIP, que establece un criterio de máxima publicidad, “deben publicarse o hacerse del conocimiento ciudadano los datos de esas armas”.

El Gráfico también había solicitado una copia del código disciplinario de la FESATIRO y copias de las auditorías que haya realizado el INDES a dicha federación entre 2014 y 2015. Sin embargo, el INDES aseguró que no existen esos documentos, pese a que el artículo 36 de la Ley General de los Deportes lo obliga a fiscalizar y auditar los fondos asignados por el Estado a las federaciones.

Por último, el IAIP requirió al titular del INDES, Jorge Pérez Quezada, que a más tardar el lunes de la próxima semana informe sobre el cumplimiento de la resolución.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines