Lo más visto

Más de El Salvador

El Salvador  / judicial ¿Te lo perdiste?

Fiesta en sede PNC termina con tiroteo y policía desaparecida

El agente del Grupo de Reacción Policial (GRP) Juan Josué Castillo lesionó y desapareció a una agente. Es prófugo. Tras el incidente, el GRP fue suspendido temporalmente. Hay cuatro agentes detenidos.
Enlace copiado
Fiesta en sede PNC termina con tiroteo y policía desaparecida

Fiesta en sede PNC termina con tiroteo y policía desaparecida

Enlace copiado

Cuatro agentes del Grupo de Reacción Policial (GRP) de la Policía Nacional Civil (PNC) fueron detenidos ayer por supuestamente haber incumplido sus deberes al permitir que el agente Juan Josué Castillo Arévalo huyera luego de lesionar con un arma de fuego a la compañera Karla Ayala Palacios, a quien también desapareció después de una fiesta en la sede de esa unidad élite de la PNC, el jueves por la noche.

Agente que lesionó y también desapareció a policía tras tiroteo es la persona más buscada por la PNC: Howard Cotto

Otros ocho agentes del GRP fueron removidos de su cargo y trasladados hacia otras unidades de la Policía porque no capturaron al agente Castillo, luego de que las jefaturas ordenaron hacerlo.

“Hemos tomado la decisión de suspender de sus funciones temporalmente al GRP. Esto mientras investigamos lo que ocurrió y quiénes estuvieron involucrados de una u otra forma”, dijo el director de la PNC, Howard Cotto.

El jefe de la PNC dijo que todo comenzó a las 11:35 de la noche cuando la fiesta terminó y tres agentes del GRP fueron enviados a Apopa para dejar en su vivienda a la policía Karla Ayala Palacios, quien no era del GRP, pero que igual asistió al convivio.

Policía desaparecida y otro más en fuga tras tiroteo durante fiesta de grupo élite de PNC

En el trayecto, Castillo y la policía Ayala discutieron en el interior del vehículo policial, en presencia de los otros dos agentes. Castillo sacó su arma y la lesionó. Las cámaras de videovigilancia revelan que el ataque ocurrió en el tramo que conecta al bulevar Constitución con el redondel Integración. En ese redondel, los agentes retornaron hacia la base del GRP.

Cuando llegaron, a las 12:05 de la madrugada, los dos agentes que presenciaron lo ocurrido se bajaron del vehículo para informar a las jefaturas. En la sede, los dos agentes fueron detenidos por limitarse a informar.

Mientras tanto, Castillo tomó el volante del vehículo policial y lo condujo hasta el cantón Los Ríos, de San Francisco Javier, Usulután, con la policía Ayala lesionada a bordo. En ese cantón le pidió a su cuñado y a su hermano que lo acompañaran a San Salvador, en un carro particular, para devolver el vehículo policial y luego regresar con ellos.

Según Cotto, Castillo regresó a la sede del GRP a las 4:45 de la mañana para estacionar en las cercanías de la sede el vehículo y luego huir con su hermano y cuñado. A esa hora, la policía Ayala ya no estaba en el vehículo policial y desde ese momento se encuentra oficialmente desaparecida. No fue localizada en ningún hospital o centro asistencial.

A esa hora, las jefaturas del GRP, según relató Cotto, ya habían desplegado dos patrullas con cuatro agentes en cada una, para capturar al agente Castillo. Pero a pesar de que llegó a metros de la sede ninguna de las patrullas lo capturó.

Luego de estacionar la patrulla, Castillo corrió al vehículo particular de su cuñado y hermano para huir. Agentes que estaban de guardia lo vieron y le dispararon, pero no se detuvo y huyó rumbo al redondel del Árbol de la Paz. Estos dos agentes también están bajo arresto. Al llegar al redondel, los agentes de una de las patrullas encargadas de ubicarlo le dispararon, por lo que el carro se detuvo. Cuando los agentes llegaron, solo encontraron al cuñado lesionado por un impacto de bala y al hermano de Castillo. Ambos fueron detenidos bajo investigación.

Los ocho agentes que andaban en las dos patrullas en búsqueda del agresor son los que fueron removidos a otras unidades.

“Eso es todo lo que podemos decir hasta el momento. Y también que el agente Juan Josué Castillo Arévalo es la persona más buscada por la Policía”, dijo el director de la PNC.

Cotto agregó que la policía Ayala también está siendo buscada y que hasta las 6 de la tarde de ayer no tenían ninguna pista de dónde podría estar. Agregó que para evitar este tipo de casos en la PNC hay reuniones grupales para cuidar la salud mental de los policías, aunque también admitió que la corporación tiene pocos psicólogos para atender la salud mental de unos 28,000 policías.

Lee también

Comentarios