Loading...

Firmantes de la paz sugieren que ley excluya penas de prisión

Estuvieron en bandos contrarios y coinciden en la urgencia de que se sepa la verdad. Piden equilibrio en la ley.

Enlace copiado
Reto.  Firmantes de la paz participaron en un conversatorio organizado por la Asamblea Legislativa en el que hablaron de los retos que El Salvador enfrenta a futuro.

Reto. Firmantes de la paz participaron en un conversatorio organizado por la Asamblea Legislativa en el que hablaron de los retos que El Salvador enfrenta a futuro.

Enlace copiado

Que la ley especial de justicia transicional y restaurativa para la reconciliación nacional no incluya la cárcel como una de las sanciones para quienes sean considerados culpables por hechos ocurridos durante el conflicto armado es la recomendación que en común esbozan dos de los firmantes de los Acuerdos de Paz.

Óscar Santamaría, quien fuera el jefe de la misión que representaba al gobierno de turno, y Ana Guadalupe Martínez, quien era una de las representantes de los grupos guerrilleros en la mesa de diálogo, casi tres décadas después del fin del conflicto coinciden en que no debe haber cárcel para crímenes de guerra.

Desde la perspectiva de Santamaría, cuando se plantea el concepto de justicia transicional "no podemos estar hablando de la justicia normal penal, porque la justicia normal penal es la que mantiene todo lo que significa conductas delictivas pero surgidas en el campo común, por eso se llama jurisdicción común pero aquí es una jurisdicción especial".

Por lo anterior, sugiere a los diputados que están formulando la ley especial que consideren incorporar "una categoría de penas diferentes", es decir, "penas que pueden ser sustitutivas" a la cárcel. Ejemplifica que pueden ser trabajos de utilidad pública.

Por su parte, Martínez sostiene que actualmente la mayoría de involucrados en la guerra tanto de un bando como de otro son personas adultas mayores y que esto se debe considerar para determinar el tipo de sanciones que se les impondrán, esto en caso de que se determinen responsables.

"Los que conducían la guerra ahora tienen 70, 75 hasta 80 años, el tema de la cárcel para una persona de la tercera edad no deja de crearle a uno cierta resistencia aceptarla porque al final aunque hayan sido malos o muy malos ya son viejitos, quiérase o no esa connotación de ser viejitos le da una situación muy especial. Debería de haber verdad, perdón y no cárcel, pero que acepten o aceptemos lo que hemos hecho y digamos la verdad", consideró la exintegrante de la guerrilla.

Los temores

"Por ratos siento que todas las asociaciones que vienen, vienen a representar a una de las partes, no a todas las partes. Tengo miedo de que no sea equilibrada la ley y que no reconozca que del otro lado también hubo pérdidas, masacres y cosas injustas", apuntó Martínez, y reconoció que la guerrilla también cometió delitos contra cientos de ciudadanos que mostraban afinidad a las fuerzas estatales.

Tanto ella como Santamaría comparten el temor de que la ley se parcialice y contemple "mejores condiciones" para las víctimas de un bando en detrimento de las víctimas que ocasionó el otro.

"Si ahora nosotros decimos que vamos a castigar a un bando pero no castigamos al otro bando, entonces no estamos haciendo una labor de justicia", destacó el firmante de la paz.

UN PÚBLICO INFORMADO
DECIDE MEJOR.
POR ESO INFORMAR ES
UN SERVICIO DE PAÍS.
APOYA A LOS CIUDADANOS QUE 
CREEN EN LA DEMOCRACIA
Y HAGAMOS PAÍS.

Hacemos periodismo desde hace 106 años. Y ahora, como en otros periodos de la historia de El Salvador, el periodismo es fundamental para que la opinión pública se fortalezca.

HAZTE MIEMBRO Y DISFRUTA DE BENEFICIOS EXCLUSIVOS

Hágase miembro ahora

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines