Lo más visto

Fiscal Martínez contrató a hijo de exjefa de Corte de Cuentas que le limpió auditoría

Hijo de directora de Corte de Cuentas fue contratado por Luis Martínez en 2015 sin un debido proceso, según investigaciones de la FGR. Piden prisión para exfuncionaria señalada de limpiar corrupción de exfiscal.

Enlace copiado
Juicio.  Al limpiar indicios de corrupción, la exdirectora de la Corte de Cuentas evitó que el exfiscal Luis Martínez y Mauricio Yánez enfrentaran un juicio de cuentas por mal uso de fondos públicos, según fiscalía.

Juicio. Al limpiar indicios de corrupción, la exdirectora de la Corte de Cuentas evitó que el exfiscal Luis Martínez y Mauricio Yánez enfrentaran un juicio de cuentas por mal uso de fondos públicos, según fiscalía.

Enlace copiado

El ex fiscal de la República Luis Martínez benefició con un empleo en la Fiscalía General de la República (FGR) a Maynor Vladimir Pérez Laínez, hijo de Isabel Cristina Laínez de Pérez, la exjefa de la Dirección de Auditoría Tres de la Corte de Cuentas de la República (CCR), acusada de limpiar hallazgos de corrupción de Martínez en una auditoría de 2015.

La fiscalía ha logrado certificar que el hijo de la exfuncionaria procesada empezó a laborar con el exfiscal Martínez el 10 de agosto de 2015. Martínez lo contrató en una plaza de digitador con un salario de $615 mensuales, sin que pasara ningún proceso previo como exige la ley, según consta en la acusación que presentó la FGR contra Laínez de Pérez, consultada por LA PRENSA GRÁFICA.

El documento deja ver que a los investigadores les parece curioso que la contratación de Maynor Pérez ocurrió solo unos meses después de que la entonces directora de la Corte, Cristina Laínez, había separado a Mayra Anabel Nieto como encargada de auditar las finanzas de la gestión de Martínez entre el 1.º de enero y el 31 de diciembre de 2014.

La auditora Anabel Nieto solicitó a la fiscalía información sobre los viáticos que había otorgado en 2014. La petición de Nieto incomodó al exfiscal Martínez y al gerente general de la FGR, Mauricio Yánez, quien le solicitó a Cristina Pérez que la removiera del cargo de investigadora, de acuerdo con un testimonio en poder de la FGR.

La acusación señala que Mauricio Yánez, mano derecha del exfiscal, era amigo de Cristina Laínez. La amistad era tal que no era extraño ver a Yánez de visita en el cuarto nivel del edificio de la Corte de Cuentas, donde tenía la oficina Laínez de Pérez cuando todavía era funcionaria, entre la 13.º calle poniente y 1.º avenida norte, en el Centro de Gobierno, en San Salvador.

Anabel Nieto, la auditora que incomodó a Martínez y Yánez, fue removida de su cargo por Cristina Laínez el 15 de abril de 2015: cuatro meses después el hijo de Laínez se convirtió en empleado de la fiscalía sin cumplir con un debido proceso, sostienen las investigaciones.

La corrupción que desapareció

Desde el martes 7 de agosto, Laínez enfrenta un proceso en el Juzgado Segundo de Paz de San Salvador acusada de limpiar indicios de corrupción de Luis Martínez, condenado a prisión por divulgar conversaciones privadas. La fiscalía sostiene que una autoría preliminar encontró que Martínez y Yánez utilizaron indebidamente fondos públicos, pero Laínez decidió desaparecer esos hallazgos sin justificación.

La CCR encontró, en un examen contable del 1.º de agosto y el 31 de diciembre de 2015, que Yánez y Martínez hicieron desembolsos de fondos públicos equivalentes a $10,734.48 bajo una carpeta llamada "Fortalecimiento de la investigación". Ambos exfuncionarios no ofrecieron los documentos que exige la ley para justificar el uso de ese dinero público, según los auditores.

La segunda irregularidad sostenía que Yánez autorizó el pago de un vuelo para una asistente de la fiscalía a Montevideo, Uruguay. La FGR canceló $1,409.38 por ese viaje sin que el fiscal de ese entonces autorizara el desembolso, como exige la ley.

Mientras que la otra irregularidad fue que la fiscalía realizó la elección de representantes del consejo fiscal con un desembolso que pudo ser usado para cosas más importantes, de acuerdo con los auditores de la CCR. La cantidad que la FGR gastó en esa actividad no está detallada en la acusación.

Esas tres irregularidades son las que los investigadores sospechan que Laínez decidió eliminar sin justificación. La funcionaria explicó en la auditoría que desapareció los hallazgos porque la fiscalía justificó los desembolsos, pero testigos aseguran que la FGR nunca dio explicaciones porque la CCR no las pidió.

La jueza de Paz ha programado la audiencia esta mañana para decidir si Laínez enfrenta en prisión la investigación por incumplimiento de deberes y falsedad documental agravada, como solicita la FGR.

Desde el 4 de mayo de 2018 Laínez está separada de su función en la Corte porque tuvo a su cargo una auditoría contra la Alcaldía de Apopa, a pesar de que mantenía una relación de negocios con la comuna: le había comprado 20 libros de su autoría, titulados "La ventana de Dios y testimonios del poder de Dios", por un monto de $140, en 2017.

La CCR ha abierto contra Laínez un proceso de despido que debe pasar por la Corte Suprema de Justicia (CSJ). LA PRENSA GRÁFICA ha tratado de contactar en dos ocasiones a la exfuncionaria, pero se ha negado a responder. Mientras, Martínez y Yánez ya enfrentan el caso conocido como Corruptela por apropiación de fondos públicos, dinero que supuestamente usaban para asuntos personales.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines