Lo más visto

Más de El Salvador

Fiscal general destaca uso de escuchas telefónicas

Meléndez asegura que con esa herramienta la FGR ha logrado condenas por delitos cometidos por el crimen organizado.

Enlace copiado
Busca reelección.  Douglas Meléndez busca reelegirse como fiscal general.

Busca reelección. Douglas Meléndez busca reelegirse como fiscal general.

Enlace copiado

El fiscal general de la república, Douglas Meléndez, destaca el uso de la intervención telefónica como herramienta clave de investigación en algunos casos relevantes que ha presentado ante los tribunales durante su gestión.

"La intervención de las telefonías ha resultado una excelente herramienta de investigación en los hechos delictivos para la Fiscalía, por lo que su utilización en juicios ha sido fundamental y determinante al momento de emitir sentencias", sostiene el fiscal general en un documento que resume su gestión al frente de la Fiscalía General de la República (FGR), entre 2016 y 2018.

Meléndez, cuyo periodo al frente de la Fiscalía vence el próximo 5 de enero, busca la reelección. Uno de sus argumentos para convencer a los diputados de que debe seguir como fiscal general es el buen uso que ha hecho de las escuchas telefónicas.

De acuerdo con Meléndez, utilizar esa herramienta le ha permitido resolver casos de organizaciones terroristas, extorsión, tráfico ilegal de personas, sobornos, corrupción, narcotráfico y crimen organizado internacional.

Uno de los casos donde la Fiscalía utilizó las escuchas telefónicas como prueba fue el publicitado como Operación Jaque, donde las autoridades capturaron a cabecillas, colaboradores y supuestos testaferros de la Mara Salvatrucha (MS-13) acusados de asociarse para lavar el dinero que la pandilla obtuvo producto de actividades ilegales como extorsión y sicariato.

El juez encargado del caso condenó a sendas penas de hasta 350 años de prisión a cabecillas de esa pandilla por delitos de homicidio, extorsión, narcotráfico y feminicidios. Una de las pruebas claves que contribuyó a la sentencia condenatoria fueron los cientos de horas de escuchas telefónicas que el juez valoró como prueba.

En esas conversaciones el juez escuchó cómo los imputados planificaron los delitos vía telefónica. Sin embargo, el juzgador absolvió a los acusados de lavado de dinero bajo el argumento que la Fiscalía fue incapaz de probar ese delito.

Otro caso donde fue clave la intervención telefónica es en el que está imputado el ex fiscal general Luis Martínez. La FGR ha presentado conversaciones donde el extitular pacta con Enrique Rais, abogados y exfuncionarios algunas acciones para beneficiarlos a cambio de sobornos. Ese caso aún está en la etapa de instrucción.

Tags:

Lee también

Comentarios