Fiscal general dice que “la paciencia se acaba”

Se refirió al tema debido a las presiones que ha recibido por las investigaciones por enriquecimiento ilícito.
Enlace copiado
Presiones.  Fiscal general dice que aplicará la ley por casos de Probidad.

Presiones. Fiscal general dice que aplicará la ley por casos de Probidad.

Fiscal general dice que “la paciencia se acaba”

Fiscal general dice que “la paciencia se acaba”

Enlace copiado
“El fiscal general es una persona paciente, pero la paciencia se pierde en un momento determinado”, dijo ayer el fiscal general de la República, Douglas Meléndez, cuando fue consultado por los medios de comunicación si ya tenía nombres de las personas o grupos que estaban presionándolo por mostrarse parte ante las acusaciones de posibles enriquecimientos ilícitos de funcionarios, tras el estudio de sus declaraciones de probidad.

“Por ciertos casos que se tienen en este momento, y específicamente por los casos de Probidad, yo estoy recibiendo presiones, tengo que decirlo, de personas y grupúsculos en este momento”, manifestó el titular de la Fiscalía el pasado 18 de febrero, luego de que surgieron varios casos en la Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Ayer, Meléndez reafirmó que no se retractará de sus declaraciones, ya que ha recibido información de irregularidades sobre los investigados. Según dijo, conoció que algunos de ellos se habían reunido para conspirar en su contra. El funcionario no quiso revelar identidades ni pistas que relacionen a los “conspiradores”.

Asimismo, el fiscal señaló que, independientemente de dichas presiones, realizarán las acciones que como Fiscalía le corresponden. “La Fiscalía y el fiscal general van a aplicar la ley”, detalló.

La FGR ya se presentó como parte en las acusaciones contra los primeros acusados de posible enriquecimiento ilícito: el diputado por Chalatenango Reynaldo Cardoza y el exdirector del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS) Leonel Flores. Aún no se pronuncia sobre el expresidente Mauricio Funes.

Caso Funes

Tras la admisión del caso en la Cámara Segunda de lo Civil, se abrió un expediente contra el expresidente Funes, sobre un posible enriquecimiento ilícito (ya que no pudo justificar $728,329.74 que la Sección de Probidad de la Corte encontró en su patrimonio durante su gestión, 2009-2014).

Según el informe de Probidad, entre los hallazgos encontrados en las declaraciones están la compra de varios vehículos, por varios miles de dólares.

Probidad también observó que en los cinco años de su gestión uno de sus hijos, Diego Funes Cañas, adquirió vehículos por $118,000 sin tener ingresos para pagarlos. Esas adquisiciones tampoco están reflejadas como contraparte en cuentas bancarias del exfuncionario. Funes ha dicho que su hijo recibió el dinero de su madre, quien no era funcionaria de Gobierno.

La cámara también notificó a la Fiscalía para que se mostrara parte. Ayer el fiscal dijo que están estudiando toda la documentación con la que cuenta el expediente para determinar si acusan o no al expresidente y a su hijo.

“En este momento estamos analizando la información sobre la cual tenemos 20 para poder interponer la acusación, si es que lo interponemos”, consideró el titular de la Fiscalía.

Lee también

Comentarios

Newsletter