Fiscales son exoneradas por pérdida de evidencia

Un vigilante confesó que hurtó evidencia de sede fiscal.
Enlace copiado
Fiscales son exoneradas por pérdida de evidencia

Fiscales son exoneradas por pérdida de evidencia

Enlace copiado

Las dos fiscales del caso por los ciberataques contra LA PRENSA GRÁFICA fueron exoneradas de toda responsabilidad por la pérdida de equipo que era evidencia del caso, de la sede fiscal de San Marcos.

La Fiscalía General de la República (FGR) inició un proceso de auditoría porque los imputados de los ciberataques denunciaron a las fiscales por la pérdida. Sin embargo, la FGR desestimó la denuncia porque “ambas profesionales no tuvieron ninguna participación directa ni indirecta en ese evento”.

El 11 de noviembre de 2015, la Fiscalía incautó cinco aparatos electrónicos de la agencia de publicidad Blue Group, para poder iniciar un proceso judicial en contra de José Carlos Navarro, Andrés Ortiz Lara, Mayra Morán, Óscar Domínguez y Sofía Medina, gerente de Comunicaciones de la Alcaldía de San Salvador.

El 7 de julio de 2016, el vigilante privado José Guillermo Rogel Rivera, que cuidaba la sede fiscal, hurtó justamente un celular y una computadora que estaban bajo custodia por el caso. La FGR logró determinar que Rogel le entregó los aparatos a su compañera de vida, Susana Elizabeth Sánchez Díaz para que los vendiera, por lo que ambos fueron procesados.

Los imputados, sin embargo, decidieron confesar los hechos a cambio de reducir su pena. Por lo tanto, el Juzgado de Instrucción de San Marcos condenó a Rogel a cinco años de prisión y otorgó medidas disciplinarias a Sánchez Díaz.

Lee también

Comentarios

Newsletter