Fiscalía acordó proceso exprés y 11 años para Rodrigo Chávez

Acusado de asesinar y descuartizar a hombre se declaró culpable y la FGR aceptó modificar a un delito menor.
Enlace copiado
Concesión.  La fiscalía aceptó una confesión de Rodrigo Chávez Palacios para cambiarle la acusación y reducirle drásticamente la pena de cárcel que enfrentaba.

Concesión. La fiscalía aceptó una confesión de Rodrigo Chávez Palacios para cambiarle la acusación y reducirle drásticamente la pena de cárcel que enfrentaba.

Fiscalía acordó  proceso exprés y 11 años para Rodrigo Chávez

Fiscalía acordó proceso exprés y 11 años para Rodrigo Chávez

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó modificar los delitos por los que acusaba a Rodrigo Chávez Palacios, el imputado por matar y desmembrar a Franklin Ortiz, un empleado municipal de Santa Tecla, en un caso vinculado con narcotráfico, para conseguir una condena de manera exprés de solo 11 años de prisión por dos delitos.

La pena que se le dio a Chávez Palacios fue de 10 años de prisión por homicidio simple y un año más por uso de documentos falsos. En el requerimiento fiscal presentado el 10 de septiembre del año pasado, estaba acusado de homicidio agravado y falsedad ideológica.

El trámite del caso duró siete meses y ni siquiera pasó a juicio. La condena para el imputado se dio hace un mes, el pasado 16 de marzo, en el Juzgado Segundo de Instrucción de Santa Tecla.

Procedimiento abreviado

La FGR utilizó un procedimiento abreviado, un mecanismo legal que precisa de dos requisitos: la solicitud de la Fiscalía para su aplicación y la confesión de los delitos de parte del acusado.

El artículo 417 del Código Procesal Penal establece que el fiscal, el imputado y su defensor pueden acordar el régimen de penas para que sea “una tercera parte del mínimo, hasta el mínimo de la pena de prisión prevista para el delito imputado”.

La pena mínima por homicidio simple es de 10 años, según el artículo 128 del Código Penal. Mientras que por uso y tenencia de documentos falsos la sanción es de tres a cinco años (artículo 287). Es decir, solo le aplicaron un tercio de la pena mínima.

La diferencia con el homicidio agravado (el delito por el que originalmente estaba acusado Chávez) es de hasta 40 años, si se toman en cuenta las circunstancias en la propia investigación fiscal.

El mismo artículo 128 contempla agravantes del delito de homicidio como la premeditación, que se evidencia con las conversaciones extraídas del celular de Chávez Palacios, en las que habló del crimen con un interlocutor hondureño por lo menos tres semanas antes de consumarlo.

Otro de los agravantes que se omitió con este arreglo es la del numeral dos, cuando el homicidio ocurre “para preparar, facilitar, consumar u ocultar (...) delitos de actividades relativas a las drogas”. Un informante vinculó a los socios hondureños de Chávez Palacios “al sicariato con motivaciones de narcotráfico”, según el expediente.

La investigación se cierra, pese a que la fiscalía había advertido de la participación de más personas en el delito. “Por la forma como se dio el homicidio y cómo fueron distribuidas las partes del cuerpo determinaron que había más personas involucradas en el crimen”, dijo Julio Arriaza, director de Intereses de la Sociedad de la FGR, en una conferencia de prensa el 7 de septiembre, día en que fue capturado Chávez Palacios.

Los detalles de la confesión que tuvo que rendir el acusado no se pueden conocer, puesto que el expediente está clasificado con reserva total, como notificó el Juzgado Segundo de Instrucción. Este periódico pidió a la Fiscalía su versión sobre por qué negoció esa pena y dio por cerrado el caso, pero no hubo ninguna respuesta.

Tags:

  • rodrigo chavez palacios
  • condena
  • descuartizador
  • fgr
  • acuerdo

Lee también

Comentarios

Newsletter