Lo más visto

Fiscalía acusa a militares y policías de matar a 36 personas

Según la FGR, agentes y soldados se juntaron para matar a pandilleros en distintas zonas del oriente del país. Hay dos casos donde las autoridades consideran que la estructura cobró hasta $600 por cometer los homicidios.
Enlace copiado
Fiscalía acusa a militares y policías de matar a 36 personas

Fiscalía acusa a militares y policías de matar a 36 personas

Indagación. La Fiscalía investiga a policías y militares acusados de cometer homicidios extrajudiciales en el oriente del país. Jefes fiscales explicaron el caso ayer.

Indagación. La Fiscalía investiga a policías y militares acusados de cometer homicidios extrajudiciales en el oriente del país. Jefes fiscales explicaron el caso ayer.

Otros casos Este es el segundo grupo de sicariato que la FGR desmantela en oriente. El primero ya fue llevado a tribunales.

Otros casos Este es el segundo grupo de sicariato que la FGR desmantela en oriente. El primero ya fue llevado a tribunales.

Robos. Las autoridades han acreditado que el grupo de exterminio también robó a agencias bancarias y a otros negocios del oriente del país.

Robos. Las autoridades han acreditado que el grupo de exterminio también robó a agencias bancarias y a otros negocios del oriente del país.

Enlace copiado
La División Élite contra el Crimen Organizado (DECO) de la Policía Nacional Civil (PNC) capturó ayer a 10 militares y cuatro agentes policiales acusados de pertenecer a grupos de exterminio que, según la investigación fiscal, cometieron 36 asesinatos, dos homicidios tentados, una privación de libertad y 13 robos en agencias bancarias y oficinas de remesas, entre 2014 y 2016 en la zona oriental del país.

LEA TAMBIÉN: FGR ORDENA CAPTURA DE 15 MILITARES Y 4 POLICÍAS VINCULADOS A GRUPOS DE EXTERMINIO

Entre los capturados destacan el subinspector José Omar Sandoval Pleitez, jefe de la subdelegación de Gualococti, Morazán; Arquímides Martínez, motorista de la PNC; y Fidel Ángel Batres, miembro de la unidad 911. Estos dos últimos destacados en la delegación de San Miguel. Sin embargo, la Fiscalía General de la República (FGR) no quiso revelar la identidad de todos los detenidos con el argumento de que pueden atentar contra los familiares.

El grupo, que según la Fiscalía, está compuesto por aproximadamente 54 personas entre militares, policías y particulares, es acusado de los delitos de homicidio, homicidio tentado, agrupaciones ilícitas y robos.

LEA ADEMÁS: “NO TENEMOS MIEDO”: EL MENSAJE DE UN EMPRESARIO VINCULADO A GRUPO DE EXTERMINIO

Will Ruiz, jefe de la Unidad Contra el Crimen Organizado de la FGR, dijo que se trata de dos estructuras que iniciaron con operaciones separadas. “Son dos estructuras que por razones de autodefensa se dedicaban unos al exterminio y otros, a robar bancos; pero se unen y ejecutan varios hechos”, afirmó.

El informe fiscal indicó que habían girado 15 órdenes de captura contra militares, pero solo detuvieron a 10 soldados; porque hay cinco que “pidieron la baja desde hace varios meses y no han sido localizados”.

Según el jefe fiscal, se trata de policías y militares que estaban vinculados a otros jefes de la PNC que fueron detenidos en julio del año pasado acusados de formar grupos de exterminio en San Miguel y La Unión.

De acuerdo con la Fiscalía, dentro de los casos de homicidios se responsabiliza a estos grupos dos cuádruples homicidios, dos triples ocurridos en un mismo día en lugares diferentes, cuatro homicidios dobles y 12 casos donde se trató de una víctima.

Ruiz dijo que de las 36 víctimas documentadas, al menos nueve no tenían vínculos con pandillas. Llegan a esa conclusión porque las víctimas no presentaban tatuajes ni estaban perfiladas como colaboradores de pandilleros.

Según la Fiscalía, la mayoría de homicidio fueron cometidos porque los acusados consideraron “tomar la justicia con sus propias manos ante la incompetencia de las autoridades para solventar el problema de las pandillas que afecta a la población”.

Sin embargo, Ruiz dijo que hay dos casos que escapan a ese modo de operar y que hay indicios claros de que se trató de sicariato. “Hubo un caso donde una persona envió $600 desde EUA para matar a un pandillero. En otro caso la estructura recibió $300 después del asesinato de otro pandillero”, explicó.

Howard Cotto, director de la PNC, confirmó el arresto de policías y militares como parte de una estructura de exterminio y sicariato en el oriente del país. “Se ha desarticulado una estructura criminal conocida como de exterminio. Estos individuos venían realizando acciones para matar a miembros de estructuras criminales. Es llamativo por la cantidad de delitos que se están esclareciendo”, dijo el jefe policial en un acto diferente al montado por la Fiscalía para detallar las detenciones.

Según la investigación de la Fiscalía, no se trata de un solo grupo, sino que de diversas células a lo largo de la zona oriental que se coordinaban para cometer los delitos. Los fiscales han logrado determinar que por lo menos operaron en algunas zonas como el municipio de Chirilagua, cantón El Cuco y otros lugares de los departamentos de San Miguel, La Unión y Morazán. “No hay una zona especifica donde ellos actuaban, sino que se coordinaban con apoyo logístico para realizar alguna actividad”, dijo Ruiz.

Entre esas coordinaciones, según el reporte fiscal, estaba que los policías debían retrasar las operaciones de sus compañeros, avisar en casos de operativos y enviar alertas sobre investigaciones para que las autoridades no pudieran individualizar las operaciones de cada uno de los miembros.
 

Tags:

  • grupo de exterminio
  • violencia
  • pandillas
  • sicariato
  • PNC

Lee también

Comentarios