Lo más visto

Más de El Salvador

Fiscalía denuncia “situaciones anormales”

Fiscalía dice que jueza es incongruente al retractarse de escuchar en audiencia inicial los audios de las llamadas que revelan el entramado de la red de corrupción judicial que favorecía a Rais.
Enlace copiado
Fiscalía denuncia “situaciones anormales”

Fiscalía denuncia “situaciones anormales”

Fiscalía denuncia “situaciones anormales”

Fiscalía denuncia “situaciones anormales”

Enlace copiado
La Fiscalía General de la República (FGR) decidió solicitar ayer a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que envíe a representantes de la Sección de Investigación Judicial a la audiencia del caso Rais-Martínez por supuestas “situaciones anormales” que la jueza Séptima de Paz, Évelyn Jiménez de Solís, ha cometido en la audiencia inicial, al rechazar escuchar los audios de las llamadas telefónicas y luego admitir los audios, y después volver a rechazar escucharlos.

“A raíz de situaciones anormales, la Fiscalía General de la República ha requerido a la Corte Suprema de Justicia que se presenten representantes de la Sección de Investigación Judicial para verificar estas situaciones, que nos parecen preocupantes y fuera de lo normal en una audiencia como esta”, dijo uno de los fiscales del caso durante un receso.

De acuerdo con la Fiscalía, las “situaciones anormales” comenzaron el viernes por la noche, cuando la jueza Jiménez desestimó la prueba principal del caso Rais-Martínez, que consiste en la selección de grabaciones de llamadas telefónicas hechas entre la mayoría de los imputados del caso, en las que ventilaban cómo fraguaron capturas, pruebas falsas y compra de voluntades para favorecer judicialmente al empresario Enrique Rais, e inculpar falsamente por el delito de amenazas a la esposa de un exabogado de Rais.

La jueza argumentó que esos audios tenían que escucharse en la siguiente fase del proceso judicial, de acuerdo con lo que determine el juzgado de Instrucción.

Ante esa resolución, el ministerio público presentó ayer, en la reanudación de la audiencia inicial, un recurso de revocatoria para que la jueza reconsiderara su posición y admitiera escuchar los audios. La jueza estudió el recurso y anunció que sí escucharía los audios, pero inmediatamente también aceptó un recurso de revocatoria que presentó la defensa de Rais y de los demás imputados, para que los audios no se escucharan.

Tras estudiar ese nuevo recurso, la jueza finalmente anunció que no tenía los mecanismos para escuchar los audios y que además estaban editados, como planteó la defensa, y que por lo tanto mejor serían escuchados completamente en una siguiente fase del proceso judicial.

“La señora jueza tenía que admitir la prueba, admitir los audios de las escuchas telefónicas, pero no lo hizo el viernes por la noche, luego dijo que sí y luego dijo otra vez que no. Es preocupante, porque es la principal prueba de este caso y la defensa no quiere que los audios terminen de convencer acerca de la culpabilidad de los imputados”, dijo un fiscal del caso, quien agregó que la jueza Jiménez “resolvió de forma incongruente y se retractó de algo que ya había dicho que sí”.

La Fiscalía también denunció que la jueza no ha puesto orden en la sala de audiencias, ya que ha permitido que la defensa haga uso de la palabra sin medir el tiempo. Esa falta de disciplina en la sala, según la Fiscalía, está siendo utilizada por la defensa como su estrategia para dilatar la audiencia y que la jueza tenga poco margen para emitir su resolución. La jueza tiene hasta este día, a las 2 de la tarde, para decidir si el caso pasa a la fase de instrucción y si los imputados quedarán en prisión preventiva o con medidas sustitutivas a la prisión.

“La defensa está alegando todo el tiempo y la jueza se lo permite, por eso se está dilatando la audiencia”, dijo un fiscal.

Lee también

Comentarios