Lo más visto

Fiscalía pide ley que castigue ejecuciones extrajudiciales

Tres miembros del ex-GRP, cinco agentes de seguridad pública y un subinspector enfrentan juicio esta semana por el homicidio agravado de cuatro hombres. Fiscal dice que lo ideal era acusarlos de ejecución extrajudicial.
Enlace copiado
Fiscalía pide ley que castigue ejecuciones extrajudiciales

Fiscalía pide ley que castigue ejecuciones extrajudiciales

Enlace copiado

Tres agentes del extinto Grupo de Reacción Policial (GRP), cinco agentes de seguridad pública y un subinspector policial enfrentan juicio desde ayer por asesinar a cuatro supuestos pandilleros en Villas de Zaragoza, en Zaragoza, La Libertad, y simular que fue durante un enfrentamiento armado. El fiscal del caso, Juan Antonio Reyes, dijo que la acusación en contra de los nueve miembros de la Policía Nacional Civil (PNC) se queda corta. Lo ideal, según señaló, sería haberlos acusado de ejecución extrajudicial o sumaria, pero que eso no es posible porque en el Código Penal salvadoreño no existe ese delito.

“Desafortunadamente en nuestro país y en nuestras leyes no está tipificado el delito de ejecución extrajudicial o sumaria o como lo quieran llamar, como sí lo está en otros países. Ante eso, hay que ir tomando nota de la necesidad de tener esa tipificación del delito, de que nuestras leyes y el Código Penal lo incluyan”, dijo el fiscal, quien también investigó a los policías acusados de cometer una ejecución extrajudicial en la finca San Blas en marzo de 2015.

De acuerdo con el fiscal, la Asamblea Legislativa debería aprobar e incluir en la legislación penal la tipificación del delito de ejecuciones extrajudiciales, para que los fiscales no tengan que limitarse a acusar a agentes del Estado.

Ejecución extrajudicial

El fiscal del caso, denominado caso Zaragoza, está convencido de que no hubo enfrentamiento armado entre policías y supuestos pandilleros, el 8 de febrero de 2016, en una vivienda de Villas de Zaragoza, como lo afirmaron los acusados en su momento. Según la investigación, lo que ocurrió fue una ejecución y además una alteración de la escena para simular que se trató de un enfrentamiento.

A las 9:30 de la mañana de ese día, varios pandilleros, según la versión policial, estaban asaltando un vehículo con mercadería en la zona conocida como La Fuente, en el centro de Zaragoza, cuando una patrulla de la Policía iba pasando por la zona. Cuando los pandilleros vieron a los policías, según la versión oficial, los atacaron con armas de fuego. Un cabo fue herido y un pandillero falleció en el lugar. Los demás pandilleros huyeron, por lo que los policías pidieron apoyo al GRP para perseguir a los pandilleros que huyeron. A la 1:30 de la tarde, los tres agentes del GRP y los cinco policías de Santa Tecla llegaron hasta Villas de Zaragoza, donde tenían información de que los pandilleros se habían escondido, según su versión de los hechos. Ingresaron, por la fuerza, a una vivienda donde los pandilleros se habían refugiado, sin el consentimiento de los habitantes.

Cuando los policías ingresaron, pidieron a las mujeres que estaban en el lugar que salieran y dejaron a todos los hombres adentro. Entre los que se quedaron adentro estaba José Armando Díaz, quien no era pandillero y quien estaba descansando después de haber trabajado toda la noche anterior.

Los policías asesinaron a tres supuestos pandilleros que estaban en el lugar y también a Díaz.

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines