Lo más visto

Fiscalía prepara plan contra extorsiones en conjunto con Ejecutivo y privados

El fiscal general, Raúl Melara, quiere retomar la experiencia de los años 90 contra los secuestros. Reconoce que homicidios y extorsiones han bajado, pero que hay que seguir el esfuerzo.

Enlace copiado
Aniversario.  Raúl Melara cumplió un año al frente de la Fiscalía General de la República. asumió el 5 de enero de 2019.

Aniversario. Raúl Melara cumplió un año al frente de la Fiscalía General de la República. asumió el 5 de enero de 2019.

Enlace copiado

Raúl Melara, el fiscal genera de la República, dice que su apuesta para este año es articular un Plan anti extorsiones con el sector productivo y el gobierno central, coordinado de la misma manera que se hizo a mediados de la década de los 90 y que logró acabar con los secuestros en el país, gracias a la coordinación que existía entre la Fiscalía y la PNC.

Melara fue parte del esfuerzo, en representación de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP), por eso sabe que puede ser efectivo.

Pero no solo se basará en las experiencias del fiscal. "Yo esperaría que traiga algo novedoso. Es importante que antes de presentarlo podamos conversarlo con el Ejecutivo y con el mismo sector privado para poder fortalecerlo y ver de qué manera lo podemos hacer mejor. Espero que con la experiencia de la Unidad Antiextorsiones y Crimen Organizado de la Fiscalía, y ante la experiencia del sector privado y la Policía podamos hacer algo en conjunto, no ejercicios aislados que solo ponen parches al problema", dice.

Melara quiere tener listo el plan en el primer trimestre. Sin embargo, las diferencias entre combatir secuestros y extorsión son notorias. Mientras que el secuestro era realizado por bandas con estructuras sencillas, el fenómeno de las extorsiones, de acuerdo con Melara, es más disperso, "pulverizado" y muy complejo. Pero hay que afrontar el reto. "Lo peor que podemos hacer es quedarnos de brazos cruzados", manifiesta el funcionario.

Para el fiscal general, lo más importante es la coordinación entre diversos sectores (Fiscalía, PNC) y empresa privada.

"Tenemos que incentivar más a las personas para que denuncien y estamos hablando de tener más recursos y apoyo para poder desbaratar estructuras que se están dedicando a la extorsión", aseguró Melara en entrevista con LA PRENSA GRÁFICA.

En todo caso, la FGR apela a su efectividad en los casos que llegan a los tribunales, donde el 95 % de los acusados por extorsión termina en condena.

“Una de las apuestas para este año es trabajar un Plan anti extorsiones con el que podamos trabajar con el Órgano Ejecutivo y con el sector privado. Queremos emular aquel ejercicio que se hizo en el tema de los secuestros”.

El gran impacto de las pandillas y las extorsiones tiene que ver, reconoce Melara, con que estas estructuras criminales han tenido control territorial "a lo largo y ancho del país".

"Creo que el problema de las pandillas se está trabajando. Nosotros estamos haciendo lo propio, pero hay que hacer mucho más. Las pandillas siguen teniendo un control territorial sobre la gente y prueba de ello es que las extorsiones se mantienen. Y esas son las que aquejan al ciudadano, al micro empresario, en el día a día", reconoce Melara .

De ahí que el fiscal general recuerda que ordenar las extorsiones no necesariamente se tiene que hacer desde las cárceles.

"La pandilla tiene una estructura lo bastante compleja como para que las órdenes puedan emanar de los cabecillas que están en la calle. Por eso el reto es identificarlos para atacarlos de la mejor manera", sostiene.

Sin embargo, el funcionario considera que la nueva administración de los centros penales y el despliegue de la Policía y el Ejército en el territorio han ayudado a atacar el delito.

"Algo debe haber funcionado el Plan Control Territorial porque (además de extorsiones) también desde las cárceles se ordenaban asesinatos y hemos visto que la cifra ha bajado. Esperemos que esto continúe en el tiempo", apunta.

Golpe a las finanzas criminales

Las pandillas obtienen recursos de la extorsión, pero también del tráfico de armas y drogas, además de entrar en otros rubros económicos.

"Hemos procesado a pandilleros por todos estos delitos que nos permiten, de una u otra manera, identificar cuáles son las áreas en las que se están moviendo para poder ejercer nuestras acciones", explica el fiscal general.

Melara dice que la modalidad de ataque a las pandillas es "atacar su negocio, su modus vivendi, quitarles esa estructura financiera que los nutre".

Es por eso que se les han decomisado los negocios (como hoteles, autobuses del transporte público y hasta ventas de comida), asegura.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines