Fiscalía y PNC verifican daños en CSJ

Personal de la Unidad Anticorrupción de la FGR inspeccionó ayer las cerraduras que fueron falseadas para la instalación de Ovidio Bonilla en la presidencia de la CSJ. Peritos de la PNC también examinaron lo ocurrido.
Enlace copiado
Revisión.  La fiscal Melvin Villalta y personal de Inspecciones Oculares de la PNC verificaron las chapas violentadas en el salón de Corte Plena.

Revisión. La fiscal Melvin Villalta y personal de Inspecciones Oculares de la PNC verificaron las chapas violentadas en el salón de Corte Plena.

Fiscalía y PNC verifican daños en CSJ

Fiscalía y PNC verifican daños en CSJ

Advertencia a Corte Centroamericana de Justicia -

Florentín Meléndez pone denuncia en FGR -

Enlace copiado
<p>La Fiscalía General de la República (FGR) y la Policía Nacional Civil (PNC) verificaron ayer los despachos de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que el lunes pasado fueron ocupados por abogados cuyos nombramientos como magistrados fueron invalidados por resoluciones de la Sala de lo Constitucional. </p><p>“Son seis puertas las que fueron violentadas”, explicó Florentín Meléndez, presidente en funciones de la Corte Suprema, mientras caminaba por la quinta planta del Palacio de Justicia junto a Andrés Amaya, jefe de la Unidad Anticorrupción de la FGR. </p><p> El magistrado hizo referencia a seis puertas de madera: dos de la presidencia, una del despacho del asesor de la presidencia, otra de un despacho de la Sala de lo Contencioso Administrativo y dos del salón de reuniones de Corte Plena.</p><p> Entre el lunes y el martes pasados, un cerrajero cambió las chapas de esas seis puertas de madera para facilitar la instalación de Ovidio Bonilla en la presidencia de la CSJ. El cerrajero ha dicho que no trabaja para la Corte, sino que el personal de seguridad de la CSJ lo contrata ocasionalmente. </p><p>“Tentativamente estamos viendo si han existido daños al lugar, pero eso en sí lo va a determinar la investigación: qué fue lo que pasó y qué fue lo que se puso en riesgo en el día de los hechos, para poder determinar si hubo delitos o no hubo delitos”, explicó ayer el fiscal Amaya. </p><p>Bonilla, quien después de la apertura forzosa de las puertas se proclamó presidente de la CSJ, ha dicho que recurrió a la contratación del cerrajero porque los magistrados de la generación 2006 y los de 2012, cuyos nombramientos fueron declarados inconstitucionales, lo habilitaron para “tomar las medidas administrativas y logísticas necesarias para materializar esta toma de posesión”.</p><p>Consultado ayer por la noche sobre las pesquisas de la FGR, Bonilla dijo, vía telefónica, que no se había enterado porque estaba en San Miguel. El abogado agregó que el lunes verificará si la visita contaba con el aval de un tribunal. </p><h2> Entrevistas</h2><p>&nbsp;</p><p>Amaya llegó a la CSJ acompañado de cinco fiscales y de dos peritos de la PNC. Explicó que complementarán la inspección con entrevistas a personas que presenciaron la toma del edificio.</p><p>“Tenemos la versión del doctor (Meléndez), tenemos la versión de algunas personas de cómo fue que ellos ingresaron al despacho. Vamos a ver si podemos determinar quiénes fueron”, declaró Amaya, quien no quiso calcular cuánto tiempo tardarán en individualizar lo ocurrido el lunes anterior.</p><p>Amaya tampoco precisó por qué la investigación sobre la toma de la CSJ fue asignada a la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía y no a la Unidad de Delitos contra la Administración de Justicia. “Tenemos la misma calidad que otras unidades”, respondió. </p><p>La inspección fue coordinada ayer por la mañana en una reunión con el presidente en funciones de la CSJ (ver nota secundaria). “A raíz de la visita que recibimos del doctor Florentín Meléndez por el aviso que interpuso en sede fiscal hace dos días, coordinamos con él a efecto de verificar los daños y los lugares donde ocurrieron los hechos”, explicó Amaya.</p><p>&nbsp;</p><p>El jefe de la Unidad Anticorrupción afirmó que desconoce cómo avanza la investigación contra ocho diputados de la Asamblea acusados de desobediencia por Aliados por la Democracia.</p><p> El fiscal general de la República, Romeo Barahona, no reconoce a Ovidio Bonilla como presidente de la Corte y ha cuestionado a la Policía por no haber actuado de oficio cuando el cerrajero falseó las chapas. “Ellos tuvieron que haber actuado. Como no actuaron, le toca a la Fiscalía hacer una investigación y determinar si ha existido delito”, señaló el jueves pasado.</p><p>

Tags:

  • el-salvador
  • judicial

Lee también

Comentarios

Newsletter