Lo más visto

Flacucha, la jaguar rescatada de un circo con enfermedad renal

La tranquilidad y el silencio predominaban en el parque. Eran cerca de las 8:25 de la mañana. Flacucha descansaba en un gran tubo de concreto dentro de su recinto hasta que un dardo la puso en alerta, minutos después recibió otro y luego otro.
Enlace copiado

- 00:02:45 La Prensa Gráfica

Enlace copiado

Después fue sacada de su recinto por varios trabajadores, ante la mirada atenta de muchos visitantes, pues el Parque Zoológico Nacional ya había abierto sus puertas al público. La jaguar fue sedada para poder trasladarla a la clínica veterinaria, donde la prepararon para luego poder llevarla a una clínica privada donde le hicieron diversos exámenes, ya que tiene un estado de salud bastante complicado y necesita revisión constante.

“Gustavito”, a un año de la muerte del hipopótamo del zoológico que conmocionó a El Salvador

La jaguar, conocida con el nombre de Flacucha, fue rescatada de un circo y llegó al Parque Zoológico Nacional en 2013, ya siendo adulta y presentando problemas renales. Los veterinarios calculan que tiene entre 17 y 18 años de edad, podría decirse que se trata de una anciana.Tiene dificultad para moverse y tiene incontinencia para orinar. “Ya la salud de ella se ha deteriorado en los últimos meses por la misma condición de sus riñones.

Entonces ahorita son procedimientos que estamos haciendo cada año, pero ahorita, por la condición en la que está, nos hemos adelantado a realizarlos y le vamos a tomar una ultrasonografía para ver cómo están funcionando sus órganos internamente y ver hasta qué nivel sus riñones están dañados”, dijo Virna Ortiz, coordinadora veterinaria del zoológico.

Su compañero Greco, otro jaguar, permaneció atento en la jaula contigua. Aunque estos enormes felinos son carnívoros, Flacucha tiene una dieta de carne blanca, ya que la carne roja tiende a aumentar los niveles de urea, sustancia que se encuentra en la orina. Además, por su condición, la mantienen fuera de exhibición. “Muchas veces la gente, al ver que un animal no se desplaza, opta por empezar a tirarle objetos para ver cuál es el movimiento, cómo reaccionan. Entonces la tenemos ahorita fuera de exhibición”, agregó Ortiz.

El monitoreo de sus órganos lo realizan cada seis meses, el último procedimiento lo efectuaron el 2 de febrero, pero en las últimas semanas decayó bastante y decidieron adelantar los exámenes, para lo que cuentan con el apoyo de una veterinaria privada. “Siempre se tiene un presupuesto para ellos, y la ventaja que se tiene es que tenemos el apoyo de estas veterinarias, las cuales muchas veces nos apoyan con esos exámenes, con esos estudios. Lo que pasa es que las máquinas de ultrasonografía no las tenemos, entonces por eso es que contamos con ese apoyo por parte de la policlínica”, dijo Vladlen Henríquez, director del zoológico.

Una vez estuvo sedada, Flacucha fue metida en una caja (jaula más pequeña) y llevada en un pick up. Una patrulla de la Policía Nacional Civil (PNC) se encargó de escoltar el vehículo. Se pretendía contar con la autoridad policial para evitar cualquier inconveniente en el camino y para abrir el paso en caso de ser necesario, pues quedar atascados en el tráfico de la capital no era una situación favorable. Y la razón era porque la jaguar podría salir de la sedación. “No podemos actuar de una vez con la dosis que le corresponde, pues ya por la edad todos sus órganos no le están funcionando como tendrían que funcionarle a un animal joven”, afirmó la veterinaria.

El inusual paciente se colocó en el área de radiología del policlínico veterinario, donde le hicieron una evaluación de hematología, de químicas sanguíneas, estudios de radiología y de ultrasonografía. Los resultados de todo esto indicaron que su funcionalidad renal y hepática están estableces, pero advirtieron aumento del tamaño del bazo y una masa de entre 3.5 y 4 centímetros en su periferia, es decir, un tumor.

Además, la cuenta plaquetaria de Flacucha está bastante baja. “Su estado general hematológico no es bueno también, es decir, está anémica. Estas son condiciones que están relacionadas también con la patología que tiene a nivel del bazo”, dijo Néstor Herrera, médico veterinario de la policlínica.

También recomiendan enviar muestras de sangre para otros análisis. “Ahora, en el tema de la tumoración, definitivamente tendríamos que estar hablando de que es un animal que ha cumplido con las expectativas de vida en cautiverio de la especie”, añadió. Ante esa situación, lo que se tiene que hacer es “darle la mejor calidad de vida que se pueda”, dijo Herrera.

Lee también

Comentarios