Lo más visto

Foro coincide en construir una nueva agenda de nación

En el marco del 25.º aniversario de los Acuerdos de Paz, en El Salvador debe haber una segunda generación de acuerdos en donde estén incluidos todos los actores de la sociedad. Consideran que es el momento ideal para formar una nueva nación.
Enlace copiado
Foro coincide en  construir una nueva agenda de nación

Foro coincide en construir una nueva agenda de nación

Apuestas. Erlinda Hándal, Hugo Martínez, Margarita Escobar y Diego Echegoyen, durante el foro en LA PRENSA GRÁFICA. Hubo propuestas sólidas.

Apuestas. Erlinda Hándal, Hugo Martínez, Margarita Escobar y Diego Echegoyen, durante el foro en LA PRENSA GRÁFICA. Hubo propuestas sólidas.

Foro coincide en  construir una nueva agenda de nación

Foro coincide en construir una nueva agenda de nación

Foro coincide en  construir una nueva agenda de nación

Foro coincide en construir una nueva agenda de nación

Enlace copiado
Una nueva agenda, un plan de nación. Eso es lo que se desprende del foro de LA PRENSA GRÁFICA y El País que Viene. La reflexión de que en El Salvador, un territorio con unos 21,000 km², se libró una guerra que duró 12 años da paso a la oportunidad de que en enero de 2017 se cumplirán 25 años de los Acuerdos de Paz. Para cuatro panelistas, es el momento idóneo para que todos los ciudadanos se planteen cuál debe ser el común denominador al que hay apostarle en el país. Un momento para superar la polarización y dar pasos alentadores. Es ahora o ahora, dicen.

En el foro participaron los prologuistas del libro “El país que viene”, el ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez; la viceministra de Ciencia y Tecnología, Erlinda Hándal; la diputada Margarita Escobar y el editor Diego Echegoyen.

En el transcurso del foro todos los participantes coincidieron en que en El Salvador se debe terminar con la polarización –a través del diálogo– para promocionar una segunda generación de acuerdos o poder establecer una verdadera agenda de nación.

Para el canciller Martínez, este debe ser un acuerdo más integral en donde se involucren Gobierno, sector político, sector privado, universidades, la academia; una agenda donde confluyan las visiones de los diferentes sectores de la sociedad salvadoreña.

“Es la oportunidad casi de oro este aniversario. Es por el simbolismo”, dijo Martínez al referirse a la conmemoración de los 25 años de los Acuerdos de Paz en El Salvador, que se celebrarán el 16 de enero de 2017.

El diplomático agregó: “Hay cosas básicas en las cuales ya debemos actuar y este es el momento. Hay un simbolismo que se debe aprovechar; veamos alrededor cómo otros países van a tomar ventaja si nosotros seguimos –como se dice coloquialmente– ‘solo viéndonos el ombligo’”.

La apuesta de nación debe enfocarse en tres grandes conglomerados: crecimiento económico, revisión del enfoque social y la apuesta por la educación.

La viceministra de Ciencia y Tecnología compartió que en estos nuevos acuerdos tiene que participar toda la sociedad, asumiendo cada uno la responsabilidad que le compete; pero, a su vez, cuestionó: “¿Cuáles son los problemas que enfrenta El Salvador en un futuro cercano? Está la seguridad alimentaria y la seguridad ambiental. Es la base de cualquier otro tipo de decisión, de cualquier desarrollo económico, social. Esas dos se asumen desde un desarrollo de la ciencia, desde un desarrollo de la tecnología puesta en función. Es la solución de la miscelánea, de problemas que tienen encerrados cada uno de estos temas”.

Por su parte, la diputada Escobar consideró: “Una tarea que urge hacer en El Salvador es despolarizar los temas de nación; dejar los extremos al ver una realidad global y una realidad nacional, abandonar ideologías probadas y fracasadas en el mundo y reconciliarnos como sociedad. El Salvador vive todavía un ciclo de revancha, un ciclo de odio que tenemos que superar como nación; tenemos que hacer un esfuerzo extremo para dejar nuestro pasado doloroso en el pasado y permitir que la luz alumbre a las futuras generaciones”.

La parlamentaria agregó que si cada salvadoreño no le pone atención a su interior, a la forma de cómo abordar las diferencias, “me temo que por muchos esfuerzos que hagamos en planes de educación, modernidad, buscar alianzas... seguiremos siendo una sociedad enferma del corazón. La solución no será fácil, pero es una tarea urgente y pendiente”.

Echegoyen consideró que hay áreas que plantean retos, pero es necesario analizar los temas prioritarios; uno de ellos es la educación. “El crecimiento intensivo tendrá que ser la innovación, la educación, el conocimiento y reto para insertarnos en esta cuarta revolución industrial”, dijo el editor del libro, que se encuentra en la etapa final de la edición del segundo libro de “El país que viene”, donde participarán 60 jóvenes radicados en el extranjero.

Apuestas

Es por ello que el ministro de Relaciones Exteriores enfatizó en que en la búsqueda del crecimiento económico, la sociedad salvadoreña debe ponerse de acuerdo en medidas que permitan una mejor economía del país: más riqueza, más redistribución, incluyendo más recursos para educación.

Para Hándal, se le debe apostar a fortalecer todo lo que tiene que ver con la producción de alimentos, de derivados de la agroindustria, que no solo va al sector alimenticio, sino a productos que tienen su esfera en el desarrollo industrial.

“Los problemas sociales y los delitos contra la sociedad se vuelven más relevantes cuando el desarrollo económico de la sociedad es bajo; las personas buscan cómo satisfacer sus necesidades familiares, sus necesidades personales, y cuando no tienen el otro sustrato, se van hacia el delito”, reflexionó la viceministra de Ciencia y Tecnología.

Un segundo conglomerado está relacionado con las áreas sociales. “Hasta dónde estamos dispuestos a llegar, cuáles son los límites, no solo que queremos, sino que también los límites que tenemos de acuerdo con nuestra macroeconomía, con nuestra microeconomía y con nuestro sistema fiscal”, dijo Martínez.

Para Hándal, El Salvador debe poner sus esfuerzos en el desarrollo económico y social. “La seguridad alimentaria también puede ser una fuente del crecimiento económico, visto desde el enfoque de la bioeconomía”, acotó.

Otro punto vital en la construcción y desarrollo de esta nueva agenda de nación debe ser la reforma institucional y, tras 25 años de los Acuerdos de Paz firmados en el Castillo de Chapultepec, en México, ha llegado el momento de un remozamiento: adecuarla conforme a la evolución de los tiempos, sin perder los puntos fundamentales.

“Esos tres grandes conglomerados de temas creemos nosotros que se deben discutir para tener una apuesta de nación. No queremos decir que sean los únicos, pueden haber otros, pero en cada uno de ellos debe haber un aterrizaje”, reflexionó Martínez.

Y respecto a esto, al igual que los otros ponentes, Escobar reiteró que si se quiere realmente cambiar a El Salvador, todos y cada uno de sus habitantes debe dar el primer paso: revisando cada uno su interior, los liderazgos, el comportamiento público y privado, ya que la polarización se manifiesta de muchas maneras.

“Hay muchos tipos de polarización que urge resolver. No es si lo vamos a hacer o no, es que no tenemos otra opción porque nos hemos rezagado, nos quedamos en el pasado, peleando, en una agenda que no nos permite ver al futuro previsorio que tenemos”, reiteró la diputada de ARENA.

Tags:

  • pais que viene
  • agenda
  • nacion
  • acuerdo de paz
  • foro
  • la prensa grafica

Lee también

Comentarios