Lo más visto

Fosas clandestinas en Apastepeque

Dos cadáveres desmembrados fueron encontrados en tumbas separadas. Investigarán si hay más.
Enlace copiado
Enlace copiado
Los cadáveres de dos hombres fueron encontrados en un cementerio clandestino localizado en una zona boscosa del caserío San Lázaro, en el cantón San Pedro, Apastepeque, San Vicente. Según informes preliminares de la Policía Nacional Civil (PNC), se trataría de los cadáveres de un miembro de pandilla y del padrastro de un cabecilla que delinque en la zona. Las víctimas fueron mutiladas y enterradas luego de ser asesinadas en el lugar por miembros de la misma estructura criminal.

“Uno de los cadáveres tenía tatuada una leyenda a la altura del tórax, que decía: ‘Para qué enamorarme de la vida si estoy casado con la muerte’. Además, tenía una hoja de marihuana. Se tiene información de que podría tratarse de una pugna interna y a esta zona estarían viniendo a enterrar a los que matan”, indicó una fuente policial.

El cabecilla, perfilado por la PNC en el caserío únicamente por el alias “Puro”, supuestamente asesinó a su padrastro porque cuando consumía alcohol él manifestaba que “le valía v... la pandilla”, lo que habría molestado al terrorista y “lo quitó de su vista”; sin embargo, no se brindó más información respecto de si el cadáver pertenecía a quien señalaban como víctima y lugareños tampoco llegaron a reconocerlo.

Sí se presentó una mujer que identificó a la otra víctima como Luis David Iraheta López, de 22 años y residente en el caserío San Lázaro, pero negó que su familiar perteneciera a pandillas, como lo afirmó la PNC. Dijo que se dedicaba a cultivar la tierra.

De acuerdo con las autoridades, los cadáveres fueron enterrados en distinto tiempo y en fosas separadas. Uno tendría aproximadamente ocho días, mientras que el otro, 30, con base en los niveles de descomposición que presentaban.

No descartaron que en esa zona escabrosa y sola haya más tumbas clandestinas, por lo que tras el rescate de los dos cadáveres putrefactos realizado ayer, harán una búsqueda exhaustiva, ya que en el cantón San Pedro se reportan tres personas desaparecidas.

“Por las condiciones de las tumbas y que los hombres fueron enterrados en diferentes momentos, se presume que podrían haber más personas enterradas, por lo que se dará seguimiento en la zona”, manifestaron las autoridades.

El hallazgo fue realizado luego de que pandilleros criteriados brindaron información a la PNC sobre la existencia del cementerio clandestino, lo cual también ayudará a resolver otros casos que se presentan en la zona, detallaron las fuentes.

La PNC agregó que aprovechando la zona boscosa, se esconde una banda integrada por pandilleros de la zona, pero también por terroristas procedentes de San Miguel y otros departamentos, quienes tienen órdenes de captura y que han llegado a refugiarse huyendo de las autoridades.

Tags:

Lee también

Comentarios