Loading...

Fotos | "A veces pienso que ya está por venir", dice madre de Miguel, desaparecido en la cuarentena

El rostro de Sara es el rostro de las madres salvadoreñas que buscan a sus hijas e hijos desaparecidos. Miguel Cisneros, de 20 años, desapareció el 9 de abril de 2020, en la cuarentena, mientras repartía gas en el municipio de Olocuilta, en La Paz. Hasta la fecha, las autoridades solo responden a la angustia de la familia con la misma frase: "paciencia, la investigación sigue abierta". La herida de Sara también.

Enlace copiado
Enlace copiado
Tesoros. Miguel Cisneros fue buen estudiante. Su madre menciona que sus tareas son un tesoro porque guardan la letra y esfuerzo de su hijo.
Hogar. El lugar donde desapareció Miguel está a pocos metros de donde creció. “Desde que mi hijo desapareció han desaparecido varios”, asegura Sara.
Memoria. El cuarto de Miguel es visitado por Sara y su nieto, quien solo tenía tres meses de edad cuando desapareció su padre.
Sospecha. Los volantes sirvieron para una llamada anónima: “Seguí buscando porque a él no lo han sacado de Olocuilta, ahí lo han enterrado”, dijeron a Sara.
Recuerdos. Sara guarda todas las pertenencias de Miguel en una habitación. Su diploma de preparatoria posa sobre una máquina de escribir.
Logros. La camisa del uniforme del instituto de Miguel resalta en las manos de Sara, que sostiene una medalla que ganó en un torneo deportivo.
Lazos. Sara y su nieto miran las fotos de Miguel. A pesar de la ausencia, su hijo lo reconoce y lo nombra “papá” gracias a que su familia le muestra fotografías y le cuentan sobre la vida de su padre.

 

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines