Fotos | La artesana de la palma

Alicia de Ávalos es una de las pocas habitantes de Tenancingo, en Cuscatlán, que aún se dedican a la fabricación de artesanías de palma. Aprendió el oficio siendo una adolescente y desde entonces ha sido su forma de ganarse la vida.

Enlace copiado
1Delicadeza.  Alicia borda en los sombreros y carteras que fabrica el diseño que los clientes le solicitan. Siempre busca matizar los colores.

1Delicadeza. Alicia borda en los sombreros y carteras que fabrica el diseño que los clientes le solicitan. Siempre busca matizar los colores.

Enlace copiado

Tenancingo, uno de los municipios más pequeños del departamento de Cuscatlán, es cuna de los artesanos de la palma. Uno de estos maestros es Alicia de Ávalos, de 73 años, quien desde hace más de 55 años se dedica a elaborar estos coloridos productos con la palma conocida como tula. Los artesanos de Tenancingo son expertos en la fabricación de sombreros de varios tipos, petates, cestas, costureros, gorras, depósitos para cepillos de dientes, alfombras, bolsas de acampar, entre otros; todos elaborados artesanalmente con palma.

"Desde hace 55 años sobrevivo del trabajo de la palma y el petate. He tratado de ir innovando y he logrado llamar la atención de la gente porque he incluido color y bordados en mis productos" , comentó la artesana, quien posee un pequeño local en la calle principal del municipio, donde ofrece sus productos.

Hasta antes de la guerra (1980-1992), en Tenancingo se confeccionaban sombreros de palma para exportar a Centroamérica, pero actualmente este oficio casi ha desaparecido.

Variedad. Los productos que la artesana fabrica incluyen petates, sombreros y carteras.
Detalles. Con una aguja e hilos de diferentes colores, Alicia decora sus creaciones.
Proceso. Todas las artesanías que requieren costuras son cocidas a máquina por la artesana.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter
X

Suscríbete a nuestros boletines y actualiza tus preferencias

Mensaje de response para boletines