Lo más visto

Más de El Salvador

Francisco: “No os dejéis robar la esperanza”

El nuevo pontífice hizo hincapié en su discurso en la humildad y el buen ánimo.
Enlace copiado
Primera celebración.   El papa Francisco dio comienzo ayer a la Semana Santa en su primera celebración de este tipo como cabeza de la Iglesia católica. Desde su elección el 13 de marzo, Francisco ha hecho de los marginados y los pobres el centro de su misión, guiado por sus prioridades jesuitas.

Primera celebración. El papa Francisco dio comienzo ayer a la Semana Santa en su primera celebración de este tipo como cabeza de la Iglesia católica. Desde su elección el 13 de marzo, Francisco ha hecho de los marginados y los pobres el centro de su misión, guiado por sus prioridades jesuitas.

Francisco: “No os dejéis robar la esperanza”

Francisco: “No os dejéis robar la esperanza”

Enlace copiado
Ante más de 250,000 personas que asistieron, según el Vaticano, a los ritos del Domingo de Ramos en la Plaza de San Pedro y las calles adyacentes, el papa Bergoglio invitó a los cristianos a llevar la alegría de Cristo a todo el mundo y a no “ilusionarse” con la sed de dinero que, dijo, “nadie se llevará consigo”. “Como decía mi abuela: ‘niños, el sudario no tiene bolsillo’”, añadió.

“No seáis nunca hombres y mujeres tristes: un cristiano jamás puede serlo. Nunca os dejéis vencer por el desánimo. Nuestra alegría no nace de tener muchas cosas, sino de haber encontrado a una persona, Jesús, con él nunca estamos solos, incluso en los momentos difíciles, aun cuando el camino de la vida tropieza con problemas y obstáculos que parecen insuperables y ¡hay tantos!”, afirmó.

En la jornada en la que la Iglesia conmemora la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén, el papa argentino afirmó que Cristo no entró para recibir los honores reservados a los reyes de la tierra, sino para ser azotado, insultado y ultrajado.

El papa subrayó que Jesús tomó sobre sí el mal, la suciedad, el pecado del mundo “y los lavó con su sangre, con la misericordia, con el amor de Dios”.

“Miremos a nuestro alrededor, ¿cuántas heridas inflige el mal a la humanidad? Guerras, violencias, conflictos económicos que se abaten sobre los más débiles, la sed de dinero y de poder, la corrupción, las divisiones, los crímenes contra la vida humana y contra la creación. Y nuestros pecados personales: las faltas de amor y de respeto a Dios, al prójimo y a toda la creación”, denunció.

El obispo de Roma aseguró que Jesús en la cruz siente todo el peso del mal y que con la fuerza del amor de Dios lo vence, lo derrota en su resurrección: “Con Cristo todos podemos vencer el mal que hay en nosotros y en el mundo”.

Francisco pidió a los fieles que no crean al demonio cuando dice que no se puede hacer nada contra la violencia, la corrupción, la injusticia. “Jamás hemos de acostumbrarnos al mal, con Cristo podemos transformarnos nosotros y al mundo”, insistió.

Animó a no tener miedo al sacrificio y recordó a los padres que se sacrifican por los hijos, pero lo hacen –dijo– por amor.

Apegado a su estilo espontáneo, el primer papa latinoamericano se apartó en varias ocasiones del texto preparado para su homilía para animar a los fieles a llevar una vida sencilla.

Encuentro con jóvenes

Francisco escribió ayer, en el día en que se celebró la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) a escala diocesana, un nuevo tuit en el que dijo que espera con alegría julio para la JMJ que se celebrará en Río de Janeiro, y se citó con los jóvenes en la ciudad brasileña. “Aguardo con alegría el próximo julio en Río de Janeiro. Os doy cita en aquella gran ciudad de Brasil”, escribió el papa en su cuenta @Pontifex.

Este será el primer viaje al extranjero. En ese contexto, los obispos de Centroamérica pedirán al papa Francisco que visite “algún país” de la región en julio próximo, según expresó el arzobispo de Guatemala, monseñor Julio Vian.

Tags:

Lee también

Comentarios